Decepción entre autónomos pymes y el sector del ladrillo

La patronal de los trabajadores autónomos y la Cepyme critican las restricciones que contienen las medidas.

Las medidas anunciadas ayer por el presidente del Gobierno sólo fueron bien acogidas por el sector del automóvil y con frialdad por los autónomos y pymes. En el sector de la vivienda, promotores y expertos dudaron de la efectividad de la eliminación de las deducciones por compra de vivienda para eliminar el stock existente.

Tanto los fabricantes como los concesionarios de automóviles recibieron con satisfacción el plan. Anfac solicitó a las comunidades que se sumen a esta iniciativa «de forma rápida» y confió en que la medida ayude a recuperar el sector, como ha sucedido en otros países de la UE.

Por su parte, Faconauto aseguró que el plan permitirá «que el mercado toque fondo este verano», y «evitará más despidos en los concesionarios y el mantenimiento de sus 160.000 puestos de trabajo». Según la patronal de los concesionarios, la medida debe aplicarse de forma inmediata «para que los consumidores no se retraigan, lo cual sería contraproducente», dado que mayo, junio y julio son los meses de mayores ventas. Este último análisis también es compartido por la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios (Ganvam), que pidió además que se aclaren las incertidumbres sobre las ayudas ya lanzadas por algunas comunidades autónomas. iEl sector imobiliario recibió con más críticas que parabienes el anuncio de la eliminación de las deducciones por compra de vivienda para rentas mayores de 24.000 euros. El más crítico con la medida fue José Manuel Galindo, presidente de la Asociación de Promotores Constructores de España (APCE), que la calificó de «estímulo negativo». «No entiendo qué estimula», aseguró, antes de concluir que «amenazar con que en 19 meses se restringirá la desgravación no es suficiente para reactivar la demanda».

En este mismo sentido se pronunció la organización de consumidores Facua, que cree que la medida va en contra de los consumidores, abocándoles a acelerar sus compras pese a los elevados precios actuales por miedo a perder las deducciones.

Sólo el G-14, las inmobiliarias más grandes, entiende que puede ser un estímulo para eliminar a corto plazo el stock de viviendas.

La rebaja en cinco puntos del Impuesto de Sociedades para pymes y autónomos fue acogida con bastante frialdad por ambos sectores. Para el presidente de la patronal de las pymes (Cepyme), Jesús Bárcenas, la medida es «absurda», porque «supone aplicar una rebaja a un sector que en estos momentos no obtiene beneficios». Bárcenas criticó que la medida tenga restricciones, es decir, que la rebaja se aplique sólo a las compañías con menos de 25 trabajadores que mantengan el empleo. Para la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA), la rebaja «llega tarde», y no beneficiaría a todos los autónomos, sólo a aquellos que tributan por IRPF y no por módulos, por lo que «puede abrir una brecha fiscal». La CEOE, sin embargo, la valoró «positivamente», al igual que aplaudió que en el debate la economía y las empresas «adquirieran tanta relevancia».

AUTOMÓVIL

Ayudas: El Gobierno aportará 500 euros si las comunidades comprometen la misma cantidad, y los fabricantes, mil.

VIVIENDA

Impuestos: Adquirir una vivienda no desgravará a partir de 2011 si se gana más de 24.000 euros. Se mantiene para compras anteriores.

PYMES Y AUTÓNOMOS

Menos impuestos: El Gobierno promete una rebaja de cinco puntos del Impuesto de Sociedades para empresas y autónomos.