AIG anuncia pérdida récord de 99289 millones dólares en 2008

La aseguradora American International Group (AIG) anunció hoy una pérdida récord durante 2008 que alcanzó 99.289 millones de dólares, y en el último trimestre del año ese descalabro alcanzó 61.659 millones de dólares. El anuncio de esos resultados se produce en el mismo día que el Gobierno estadounidense informó de que AIG recibirá hasta 30.000 millones de dólares adicionales de las arcas públicas, ya que su situación representa un riesgo "sistémico"que hace necesaria una intervención adicional gubernamental. AIG, que fuera la mayor aseguradora mundial antes de la crisis financiera global, indicó también mediante un comunicado de prensa que durante el cuarto trimestre de 2008 tuvo una pérdida por acción de 22,95 dólares, frente a los 2,08 dólares por título que dejó de ganar en el mismo periodo del año anterior, cuando perdió 5.292 millones. La empresa estadounidense explicó que el grave y persistente deterioro del mercado del crédito y otros cambios relacionados con la reestructuración en que se halla inmersa, han contribuido a las pérdidas de récord que anotó en los últimos tres meses de 2008. Excluidos cargos extraordinarios, habría anotado una pérdida de 37.900 millones de dólares en el cuarto trimestre (14,17 dólares por título), frente a un resultado negativo de 3.200 millones (1,25 dólares por acción) en igual periodo de 2007, si no se tienen en cuenta también partidas extraordinarias. En el conjunto del ejercicio de 2008 registró una pérdida neta de 37,84 dólares por acción, frente a una ganancia de 2,39 dólares en 2007, cuando había obtenido un beneficio neto de 6.200 millones de dólares. Sin contar las partidas extraordinarias, la pérdida anual sería de 52.100 millones (19,91 dólares por acción), comparado con un beneficio de 9.300 millones (3,58 dólares por título) en 2007. El presidente y consejero delegado, Edward Liddy, manifestó al presentar los resultados que la empresa había logrado "progresos significativos"en cuanto a la liquidez de su división financiera, entre otros ámbitos. Agregó, no obstante, que la economía y los mercados de capital "siguen convulsos"y que la compañía está adoptando medidas adicionales para preservar el valor de sus negocios y lograr el máximo rendimiento "en beneficio de los accionistas y de los contribuyentes."