El G8 ve signos de estabilización en la economía pero aún existen riesgos

Las siete mayores potencias económicas mundiales más Rusia, el llamado Grupo de los Ocho (G8), ve signos de estabilización en sus economías, aunque la situación sigue siendo "incierta"y aún quedan "riesgos significativos"para alcanzarla.
Así lo declaran los ministros de Economía y Finanzas del G8, reunidos desde ayer en la localidad italiana de Lecce, con motivo del G8 de Finanzas, en una declaración conjunta concluyente que fue divulgada hoy. "Hay signos de estabilización en nuestras economías, incluyendo una recuperación de los mercados bursátiles, un retroceso en la expansión de los tipos de interés y una mejoría en la confianza de los consumidores y en los negocios", reza la declaración concluyente del G8 de Finanzas. "Pero la situación sigue siendo incierta y quedan riesgos significativos para la estabilidad económica y financiera", prosigue.
Los titulares de Economía y Finanzas de las mayores potencias económicas mundiales (Estados Unidos, Francia, Reino Unido, Canadá, Italia, Alemania y Japón) más Rusia, advierten de que, aunque se puedan ver signos de mejoría, "el desempleo puede seguir creciendo". "Nuestros países continuarán implementando acciones para reducir el impacto de la crisis en el empleo y para maximizar el potencial de crecimiento de los puestos de trabajo en el periodo de recuperación económica", reza la declaración del G8 de Finanzas.
Entre esas acciones contra el desempleo figuran la promoción de políticas activas para el mercado laboral, la apuesta por sistemas de protección social efectivos y dotar al mercado de trabajo de las capacidades para responder a futuros cambios estructurales. "Debemos seguir vigilantes para asegurar que la confianza del consumidor y del inversor está totalmente recuperada y que el crecimiento está apuntalado por unos mercados financieros estables y unos sólidos fundamentos", dice el texto.
El G8 seguirá trabajando con los demás países para poner en marcha medidas que lleven la economía global por un sendero "fuerte, estable y sostenible", incluidos los estímulos macroeconómicos de los últimos meses para la estabilización de los precios y la viabilidad financiera a medio plazo. "Reafirmamos nuestro compromiso para cubrir la necesidad de liquidez y de capital de los bancos, mientras sea necesaria, y para emprender todas las medidas necesarias para asegurar la salvaguardia"de importantes instituciones, indica el documento concluyente de la cumbre.
El texto explica que durante el G8 de Finanzas se han abordado las medidas a adoptar para salir de este periodo extraordinario de control gubernamental tras la crisis económica, medidas que, incide, "pueden variar de un país a otro"y para las que se ha pedido asesoría al Fondo Monetario Internacional (FMI).
Entre las conclusiones de la cumbre figura además un compromiso para llevar a cabo "medidas financieras"contra Corea del Norte, como se recoge en la resolución N.1874 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.