El Gobierno reduce al 31% su previsión de crecimiento económico para 2008

 

La Razón
La RazónLa Razón

Madrid- El Gobierno ha rebajado sus previsiones de crecimiento para la economía española en 2008 al 3,1% frente al 3,3% que fijó el pasado julio y sobre el que ha basado los Presupuestos Generales del Estado. Así se recoge en la revisión del Programa de Estabilidad 2007-2010 aprobado ayer por el Consejo de Ministros y que ahora será remitido a la Comisión Europea.

En rueda de prensa, el ministro de Economía, Pedro Solbes, explicó que las turbulencias financieras internacionales originadas el pasado verano a raíz de la crisis de las hipotecas «subprime» han llevado al Gobierno a revisar «ligeramente» a la baja la previsión de crecimiento para 2008. Para 2009, el Ejecutivo prevé que la economía se desacelere una décima más y crezca un 3%, mientras que espera un repunte del PIB del 3,2% para 2010. Mantiene, sin embargo, su previsión de crecimiento para el conjunto de 2007, establecido en el 3,8%.

La desaceleración económica prevista para el próximo año es atribuible también a la caída que está experimentando el consumo privado, que crecerá un 2,8% en 2008 frente al 3,2% previsto para este año, así como a la caída de la inversión en construcción residencial. Según estimaciones del Ministerio de Economía la inversión en construcción crecerá un 1,1% en 2008, hasta moderarse al 0,6% en 2009 para repuntar al 2% en 2010. Solbes señaló que la inversión en construcción residencial dejará paso a la de bienes de equipo que crecerá más del 7% en 2008 mientras que la inversión no residencial se mantendrá.

El ministro quiso transmitir tranquilidad por la revisión a la baja del crecimiento realizada por el Gobierno y aseguró que la economía española cuenta con «bases sólidas» para afrontar las turbulencias financieras. Sin embargo, un informe publicado ayer por la auditora Deloitte recoge que España podría ser uno de los países que se viera más afectado por la crisis financiera internacional ante su excesiva exposición en el sector inmobiliario y de la construcción, que por sí solos aportan un 18% del PIB.

Modelo más equilibrado

El vicepresidente económico también detalló que en los próximos tres años asistiremos a un perfil más equilibrado del modelo de crecimiento con una demanda nacional algo más «moderada» y una mejor evolución del sector exterior que en 2008 reducirá el crecimiento lo hará en un 0,4% y en 2009 y 2010 un 0,3% respectivamente. Esto se producirá por el mayor crecimiento previsto de las exportaciones.

A pesar de la moderación del crecimiento confirmada por el Gobierno, se mantienen las previsiones de superávit en 2007 para el conjunto de las Administraciones Públicas en el 1,8%, y en el 1,2% para 2008, 2009 y 2010, lo que permitirá seguir reduciendo la deuda pública. Además, Solbes mantuvo el alza prevista del empleo en el 2,2% para 2008, con la creación de 420.000 puestos de trabajo.