El Govern gastó un 30% más en publicidad institucional en 2008

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

BARCELONA- El pasado mes de julio el presidente de la Generalitat, José Montilla, dio luz verde a la introducción de varias medidas de contención del gasto corriente de la Generalitat. La amenaza de la crisis forzó al presidente catalán a apretarse el cinturón y, entre las medidas aprobadas por el Govern, se incidió especialmente en la voluntad de reducir el gasto en publicidad y campañas institucionales. Una vez liquidadas cuentas de la Generalitat del pasado año se ha podido constatar que no sólo no se consiguió reducir el gasto en publicidad, sino que éste aumentó en más de un 30 por ciento, alcanzado los 31, 65 millones, según reconoció el conseller de Interior, Joan Saura, en respuesta a una pregunta parlamentaria planteada por el PP. El departamento que dedicó más dinero a las campañas publicitarias fue Trabajo, con una inversión de más de cinco millones de euros, aunque el aumento más destacado se vivió en Presidencia, que gastó en publicidad 4.082.343 euros, un 224 por ciento más que en 2007. De todas formas, la voluntad del ejecutivo catalán es reducir estas partidas y se prevé que durante 2009 se dediquen a campañas publicitarias 10,5 millones de euros. Del autobombo a la sequía A pesar del propósito de enmienda del Govern, la oposición no tardó en arremeter contra el ejecutivo catalán. Este fue el caso del portavoz de CiU, Oriol Pujol, que incidió en la contradicción en que incurre el Govern al predicar su «austeridad» mientras dilapida su presupuesto en autopromocionarse. Los nacionalistas compartieron críticas con el PP. La portavoz de los populares, Dolors Montserrat, instó al Govern a moderar el gasto ante la complicada situación económica de las familias catalanas. De todas formas, desde el PSC no se dieron por aludidos y justificaron el gasto recordando que 2008 fue el año de la sequía y se necesitaron numerosas campañas de concienciación. «No se pone la foto de José Montilla en todas partes, sino que se gasta en campañas de concienciación ciudadana sobre temas vitales», aseguró la portavoz del PSC, Carme Figueras. A pesar de las excusas de los socialistas, ayer se pudo conocer que la publicación del libro «Dos anys de Govern: Enfortim Catalunya» costó al erario público 180.420 euros. Un gasto que sirvió para hacer 18.000 ejemplares de un fascículo destinado a recoger «los nuevos servicios y las nuevas infraestructuras que el Govern ha puesto en marcha durante los dos primeros años de la legislatura», tal y como afirmó el titular de Interior, que está convencido de que su publicación respeta la Ley de Publicidad Institucional porque sirve «para rendir cuentas de la acción del gobierno a la ciudadanía». El coste de publicación de este libro incluye los gastos de envío a las 14.321 personas que recibieron un ejemplar de «Dos anys de Govern: Enfortim Catalunya» , un balance de los éxitos del tripartito que puede consultarse en su totalidad en la web de la Generalitat.