El juez mantiene en prisión al presunto asesino del Heaven que declara que disparó para defenderse

Un cliente que resultó herido asegura que Monje le disparó en el hall de la discoteca sin mediar palabra cuando huía de los porteros

Carlos Monje, alias 'El cuchillos', el presunto autor del doble crimen de la discoteca Heaven perpetrado en la madrugada del 12 de enero, declaró hoy en los calabozos de Plaza Castilla ante el juez Santiago Torres que disparó para defenderse porque se vio "acorralado", según explicó el abogado de la familia de Catalin, Antonio Abella.
A 'El Cuchillos', de 36 años, se le acusa de dos delitos de homicidio: el de Catalin Stefan Craziun, alias 'Cata', un ciudadano rumano de 31 años que trabajaba de portero en Heaven, en la calle Arenal, y el de Alejandro Muñoz Rojas-Marcos, de 24 años, que era relaciones públicas de Joy Eslava, próxima a la discoteca donde se produjeron los hechos.
El juez ratificó hoy la orden de prisión provisional comunicada y sin fianza de Carlos Monje dictada la pasada semana por el magistrado de guardia, como presunto responsable del doble homicidio. Monje, que declaró en los calabozos y no en el juzgado de instrucción número 32 como los testigos, se mostró "frío, tranquilo y muy seguro de sí mismo", en palabras de Abella.
De los siete hombres que hoy declararon ante el juez como testigos del suceso, seis son porteros de Heaven: Rubén E.R, Daniel S, Abraham R.L, Ion A y Albu A; y uno, Roger L.U.V, es un cliente al que presuntamente Monje disparó cuando huía del local.

APARIENCIA DE MARROQUÍ
Según el testimonio de Roger, de 28 años, hacia las 3.45 horas se encontraba en el hall de la discoteca llamando a un amigo con el que había quedado, cuando oyó un portazo y vio cómo un hombre con apariencia de "marroquí"que corría por las escaleras del local hacia la puerta perseguido por los porteros sacó una pistola de su cintura
y sin mediar palabra le disparó. "Yo creo que él pensó que yo también era portero y al verse acorralado me disparó", indicó Roger, que añadió que él sólo conocía a los porteros de vista.
La bala le penetró primero en la pierna izquierda y luego en la derecha, por lo que perdió el equilibrio, rodó por las escaleras y cayó justo en la puerta de hierro que da paso a la pista, con la que se cubrió para guarecerse. Después siguió oyendo disparos, pero en el exterior.
Roger, que camina todavía ayudado por unas muletas, aseguró que solía ir a Heaven una vez al mes porque le gustaba el ambiente, ya que "la mayoría del público es gay y no suele haber movidas". Asimismo, se atrevió a dar una descripción de hombre que le disparó: "Era joven, de entre 21 y 23 años, con apariencia de marroquí, pelo rapado negro, una estatura de 1,80 metros y muy corpulento".
Ninguno de los compañeros de Catalin quiso realizar declaraciones a los medios, pero todos han ratificado su versión ante el juez. "No tengo ganas de hablar", afirmó Atanas. Entre los testigos se encontraba además Albu, el porteros que resultó herido en el hombro por uno de los disparos de Monje. Además, según Abella, llamarán a más testigos a declarar, entre ellos uno de los heridos durante el tiroteo.

LOS HECHOS
Los hechos se produjeron alrededor de las 3.00 horas del 12 de enero, cuando Monje accedió a la discoteca Palace, donde se le tenía prohibido la entrada, pasando el primer control de la puerta al no ser reconocido por los porteros. A 'El Cuchillos' se le tenía vetado el paso por su fama de ser "excesivamente conflictivo con amplios antecedentes penales de carácter muy violento", según la propia sala.
Catalin le invitó a abandonar el local, acompañándole a la puerta. Monje reaccionó de modo violento disparando el arma que llevaba en el bolsillo de su abrigo. Hirió de muerte a 'Cata', quien recibió cuatro impactos de bala. Al ver que otros miembros de seguridad iban a reducirle, Monje emprendió la huida a tiros, alcanzando de gravedad a un portero y a un cliente.
Al salir corriendo, el presunto agresor volvió a disparar en varias ocasiones a los porteros del local, momento en que una de las balas impactó sobre Alejando Muñoz Rojas-Marcos, un cliente que era relaciones de la Joy Eslava. Finalmente, varios 'puertas' de Heaven y de la Joy lograron reducirle hasta que llegó la Policía.
Los sanitarios del Samur-Protección Civil atendieron a Muñoz por arma de fuego en el costado derecho, trasladándole al Hospital Gregorio Marañón. Además, otro joven fue atendido y dado de alta con una herida contusa en la cabeza.