Fórmula 1

El R29 desespera a Alonso

El R29 desespera a Alonso
El R29 desespera a Alonso

BARCELONA- La Fórmula-1 sigue convulsionada. Los coches de Brawn GP y Red Bull Racing siguen marcando el ritmo y ayer en Montmeló no faltaron a su cita con los mejores tiempos. Todo lo contrario que el poder establecido: Ferrari, McLaren, Renault o BMW de nuevo estuvieron muy irregulares. Los esperados avances que las escuderías estaban preparando en sus fábricas desde que aparecieron los famosos difusores no han surtido efecto. Y eso es algo preocupante, porque la lucha por el título va a quedar reducida a dos pilotos, Vettel y Button, antes de llegar al primer cuarto de la temporada. Ferrari parece que ha mejorado bastante, aunque uno de sus pilotos, Kimi Raikkonen, cometió varios errores en la primera tanda y se quedó fuera de combate. Hoy partirá desde los últimos puestos. En el resto, las cosas siguen igual¿ O peor, porque el tiempo pasa y cada vez hay menos margen. Button logró la «pole position» en el último suspiro, porque fue el último en dar su vuelta rápida y arrebató este lugar a Vettel, que exprimió al máximo su monoplaza, impulsado por un motor Renault con un diseño que ha sido realizado por Adrian Newey, el ingeniero inglés que ha fabricado los mejores McLaren y Williams de su historia. Y cuando acabe con la F-1, empezará a colaborar en el diseño de alguna embarcación para la Copa América de Vela. La clasificación resultó muy extraña. Sobre todo para Fernando Alonso, que navegó siempre en el filo de la navaja. Acabó la primera tanda clasificado en las últimas posiciones que dan derecho a continuar en la clasificación y en la segunda también apuró mucho sus posibilidades. En la sesión definitiva, finalmente se coló en octava plaza. Puede parecer un mal resultado, pero una vez más hay que sacar una lectura positiva. De los pilotos que no forman parte del clan de los difusores, el español es el único que más o menos mantiene el tipo. Pero la otra lectura es muy negativa. El coche de Fernando Alonso es el que viaja con menos gasolina de toda la parrilla y, a pesar de ser el más ligero, sólo pudo conseguir el octavo lugar en la salida del Gran Premio de hoy. Fernando Alonso va al máximo y la recompensa no es nada para un bicampeón del mundo. Prácticamente rodó con el mismo peso que el coche de Button, pero el inglés consiguió aventajarle en nada menos que ocho décimas. Con esa estrategia, las posibilidades del asturiano de lograr un buen resultado en la prueba de hoy son escasas. Sólo una carrera alocada podría acercarle al podio. Pero en condiciones normales, el R29 no es un monoplaza para estar arriba. Sumar algún punto es su único objetivo. El Renault no da para más, de momento. El español Fernando Alonso no es el único que está sufriendo, porque Lewis Hamilton se quedó fuera de combate en la segunda tanda y los BMW también están sufriendo de lo lindo. El único que se salvó de la «quema» fue Massa, que aprovechó el paso adelante que ha dado el F60 B, aunque no parece que sea suficiente para regresar a los puestos de cabeza. El brasileño arrancará hoy en cuarto lugar y en tandas largas puede mantener el ritmo de los favoritos.