El show de Juande Ramos

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Londres- El Tottenham del español Juande Ramos protagonizó la goleada de la jornada al vencer en un partido lleno de alternativas (6-4) al Reading, gracias en parte a los cuatro goles del búlgaro Dimitar Berbatov, en una jornada en la que el líder, Manchester United, cayó ante el West Ham (2-1).
El Tottenham se ha convertido por derecho en el equipo más espectacular del campeonato. Es ya el equipo máximo goleador de la «Premier», por delante de Manchester United y Arsenal, los dos primeros clasificados. La asociación formada Robbie Keane y Berbatov volvió a funcionar y los londinenses se adelantaron en el minuto 6. Diez minutos después, en un fallo de entendimiento entre el meta Robinson y su defensa Kaboul, Cisse aprovechó el error para poner de nuevo las tablas en el marcador.

La segunda parte se convirtió en un partido de Berbatov contra el resto del mundo. Primero Ingimarsson dio la vuelta a la contienda al anotar de cabeza completamente libre de marca. El búlgaro anotó su segundo gol del partido tras un error de Shorey. Kitson puso el 2-3 para el Reading pero al instante Berbatov igualó para el Tottenham.
El 3-4, de nuevo de Kitson, parecía demasiado para el conjunto de Juande. Pero el choque estaba ya desbocado. El empate de Malbranque en el minuto 75 precedió al gol de Jermain Defoe, el que daba la victoria para la parroquia de White Hart Lane.
En este carrusel de goles, Berbatov logró el cuarto en su cuenta personal, tras bajar la pelota con el pecho y deshacerse de Ingimarsson para fusilar al meta Hahnemann.

A la misma hora, el Manchester United llegaba a Upton Park, estadio del West Ham londinense, con una sensación de equipo imbatible. La confianza con la que saltaron al campo les pasó factura y perdieron el liderato. Cristiano Ronaldo adelantó de cabeza para poner el 0-1, su decimotercer gol en Liga, número 18 de la temporada.
El propio Ronaldo pudo hacer el 0-2 pero marró un penalti. Ferdinand y Upson dieron la vuelta al marcador en los minutos 78 y 82 .

El Arsenal, sabedor de la derrota del Manchester y de que si ganaba recuperaba el liderato, no falló, (1-4). Los «gunners» sufrieron en casa de un Everton muy correoso, que se fue al descanso ganando 1-0. Sin embargo, en la segunda parte los de Arsene Wenger arrasaron. La remontada la inició Eduardo con dos goles. El tercero fue obra de Adebayor y el último del checo Rosicky. Arteta fue expulsado por dar un codazo a Cesc.