El toro de Madrid a examen

La feria más importante ha reunido en sus carteles a las mejores ganaderías del panorama, entre ellas destacan el triplete de Victoriano del Río y la presencia de Cebada Gago, demandada por el público de Madrid.

El toro de Madrid, a examen
El toro de Madrid, a examen

En una feria marcada por la crisis, la ausencia de determinados toreros y la falta de remate de los carteles, la empresa de la plaza de Las Ventas, Taurodelta, ha reunido una serie de ganaderías muy del gusto de los aficionados capitalinos. Sin embargo, en la cartelería isidril se echan de menos dos ganaderías muy vinculadas a esta plaza: Cuadri y Miura. Durante estos meses de mayo y junio se lidiarán más de 186 animales pertenecientes a 29 ganaderías distintas, que llegan a tan importante cita en circunstancias de lo más dispares. Ganaderías clásicasEn la feria se lidiarán tres novilladas picadas, que lucirán los hierros tradicionales en esta feria es decir, La Quinta, Guadaira y Montealto. También habrá tres festejos de rejones que llevarán las divisas de Fermín Bohórquez, Flores Tassara y Los Espartales, además habrá otra corrida de rejones en la feria del Aniversario en la que los toros serán de la ganadería de Luis Terrón.En el capítulo de las corridas de toros, Victoriano del Río se ha ganado a pulso lidiar tres tardes en el serial pues sus triunfos en las pasadas temporadas le avalan. El ganadero madrileño es consciente de la responsabilidad que tiene: «es una gran carga porque cuando has triunfado en años anteriores crece la exigencia», asegura Del Río.Para Victoriano del Río, base ganadera de la Feria de San Isisdro, lo más importante es la presentación de los toros que lidiará «es lo primero que compete a un ganadero». De ahí que los astados que llevará a Las Ventas estarán «muy bien presentados, no creo que haya ningún problema en ese aspecto». A medida que han ido pasando los años, este criador de toros ha visto cumplido el sueño de todo ganadero de reses bravas: que las figuras soliciten sus toros. «Satisface mucho porque las figuras son figuras por algo», sin embargo, este hecho supone un arma de doble filo: «Es algo muy bueno porque estos toreros le sacan el máximo partido a los toros pero, por otro lado, si el animal desarrolla peor comportamiento se nota más», afirma Victoriano. Morante, El Juli, Manzanares, Castella y Perera son sólo algunos de los diestros que se las verán con los toros que pastan en Guadalix de la sierra.Victoriano del Río lidiará dos tardes con los toros que llevan su nombre, esto será los días 3 y 5 de junio durante la Feria del Aniversario, mientras que el día del patrón, 15 de mayo, los toros llevarán el hierro de Toros de Cortés, su otra divisa.Una de las sorpresas de la feria es la presencia de Cebada Gago, una de las ganaderías más demandadas por la afición de Madrid. Según afirma, Salvador García Cebada, representante de esta vacada: «La responsabilidad es enorme porque nos lleva la afición de Madrid no los toreros, por lo que supone una carga mayor». La ganadería gaditana llega a su cita venteña: «En buen momento, prueba de ello es que vamos a lidiar en todas las plazas del año pasado». El aficionado de Las Ventas está de enhorabuena ya que tras muchos años podrá ver los toros de Cebada Gago. Sin embargo, es tanta la expectación que el ganadero gaditano sólo espera que: «La corrida sea del gusto del aficionado de Madrid». El 28 de mayo, a las siete de la tarde, esta ganadería se jugará el todo por el todo en la capital de España esperando tener un triunfo rotundo que le permita volver en años sucesivos. Para alcanzar este logro, Salvador García tiene preparada una corrida que: «Si conseguimos que se lidie completa, estará muy seria y del gusto de Madrid». Con respecto al cartel, el ganadero opina: «Encabo ha lidiado muchas veces nuestros toros y ha triunfado con ellos, Salvador Cortés es un torero que quiere llegar arriba de manera que deberá arrear y Fernando Cruz habrá lidiado unas doce corridas nuestras, espero que esté bien por su bien y por el nuestro. Creo que es un cartel de mucho interés», afirma Salvador García Cebada. En último ganadero en triunfar en Madrid volverá a lidiar en Las Ventas el 29 mayo, hablamos de Adolfo Martín, que ya sabe lo que es deleitar en la capital. A diferencia de sus compañeros ganaderos, a Adolfo no le pesa la responsabilidad: «El cartel que tengo en Madrid es el que es. Mi ganadería está consolidada en Las Ventas». Además, el pasado diecinueve de mayo ya disfrutó de las mieles del éxito en la corrida concurso que se celebró en esta misma plaza, está circunstancia ha hecho que aumente la expectación por ver sus toros. No obstante, según el ganadero «la responsabilidad es la de siempre». La corrida de Adolfo Martín, muy del agrado de Las Ventas, será «una corrida cinqueña, poco voluminosa en la que los astados rondan los quinientos y pico kilos…» es decir, un encierro muy en el tipo de lo que es el encaste Saltillo- Albaserrada. Esta corrida, prevista para el tramo final de la feria, será lidiarán por Frascuelo, Rafaelillo y el diestro salmantino Javier Valverde, un cartel a juicio del ganadero: «Muy bueno, puesto que Frascuelo es un torero que me encanta y con el que no se ha hecho la justicia que se debiera; mientras que Rafaelillo y Valverde son dos toreros de un enorme valor y capaces de dar una gran tarde de toros», asegura. En esta tarde, Adolfo Martín tiene depositadas muchas esperanzas de ahí que desee: «una tarde triunfal, que los tres toreros salgan a hombros y que el aficionado de Madrid pueda disfrutar como se merece», afirma el ganadero.Sólo cabe esperar a lo que vaya sucediendo tarde a tarde en estas dos ferias en las que, además de las mencionadas ganaderías, se podrán ver otras como las habituales de Puerto de San Lorenzo, Valdefresno, El Pilar, Salvador Domecq, Los Recitales, Martelilla, Alcurrucén, José Escolar, Peñajara, Núñez del Cuvillo, Samuel Flores o Juan Pedro Domecq, entre muchas otras.Distinto momentoTodas ellas atraviesan diferentes momentos, unas mejores y otras peores. Sin embargo, como en este mundo del toro nunca se sabe qué ocurrirá hasta que el tiro de mulillas arrastre al último toro de la feria, habrá que permanecer expectantes y a la espera de ver qué ocurre durante los próximos treinta y un días ininterrumpidos de toros en los que Madrid será, más que nunca, la capital del toreo.