Fomento excluye al PP de la puesta en marcha del AVE a Barcelona

Los populares se reafirman en la idea de que la llegada del AVE a Sants a dos semanas del 9-M es «electoralista».

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

barcelona- A las 6:00 horas de hoy, dos trenes de alta velocidad unirán por primera vez Madrid y Barcelona, uno en cada sentido. Por fin, 12 años después del inicio de las obras y con dos meses de retraso desde la fecha prometida por el Gobierno, el AVE llega a la Ciudad Condal. Pero esta puesta en marcha, con pocas pruebas y muchas prisas, «tiene más de electoralista» que de otra cosa, tal y como asegura Andrés Ayala, portavoz del PP en la Comisión de Fomento del Congreso. Junto a esto, critica que, aunque no se trate de una inauguración oficial, no se haya invitado a ningún miembro de la oposición al arranque de este importante trazado del que también forman parte.

En el caso de las líneas de Valladolid y Málaga, con inauguraciones por todo lo alto, el alcalde y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón y Esperanza Aguirre, respectivamente, despidieron a pie de andén al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez. Sin embargo, en esta ocasión el ministerio ha preferido hacer algo más sobrio, con invitación para periodistas y empresarios catalanes, sabedores del interés que despierta en estos últimos esta esperada línea. El martes ya tuvieron la primera toma de contacto con una serie de visitas a la estación, a los mostradores de facturación, las instalaciones... Pero ningún partido político a la vista.

Si todo va según lo previsto, el primer AVE completará el recorrido en 2 horas y 38 minutos, aunque la seguridad sigue levantando ampollas. La formación de los maquinistas, el incumplimiento de los derechos de los usuarios, los polémicos últimos cinco kilómetros, los 14 muertos durante las obras, la falta de sistemas de comunicación en algún tramo... Por ello, los sindicatos han convocado para hoy concentraciones en Santas, para ir caldeado el ambiente.

Casi todo está a punto para la llegada del nuevo AVE, que hoy se somete a su primera prueba de fuego.