Freno a la reagrupación y al arraigo

Abogados de inmigración destacan que se han endurecido las condiciones para obtener la residencia legal. En el último mes se han disparado las denegacionesn Niega las reagrupaciones porque las personas mayores «suponen una carga»

Freno a la reagrupación y al arraigo
Freno a la reagrupación y al arraigo

Madrid- La crisis económica ha obligado al Gobierno a endurecer las condiciones para la regularización de inmigrantes. Si hace unos meses conseguir la residencia por arraigo o por reagrupación familiar era casi un mero trámite, ahora es una tarea casi imposible para muchos. Además, se ha producido «un deterioro progresivo de los derechos fundamentales de los inmigrantes», según ha denunciado la Asociación de Abogados Europeos de Inmigración y Extranjería (Abedie).
Esta situación se ha agravado en el último mes, en el que la asociación ha detectado «nuevas restricciones por parte de la Administración en los procesos de regularización, sobre todo a la figura del arraigo social», que permite a los extranjeros legalizar su situación si acreditan un mínimo de tres años en España y que cuentan con un contrato de trabajo de un año de duración, informa Efe.
500.000 permisos en 2008
La figura del arraigo ha sido utilizada por el Gobierno durante los últimos años para legalizar de forma directa a los extranjeros y reducir la bolsa de inmigrantes ilegales. Según denunció el Partido Popular el pasado mes de octubre, durante 2008 el ejecutivo utilizó esta vía para regularizar la situación de 500.000 inmigrantes.
Pero las cosas han cambiado. En palabras de la presidenta de Abedie, Antonia Moyano, «antes aceptaban que la renovación de los permisos de residencia de los inmigrantes que durante el último año habían trabajado con un mínimo de meses y tenían una oferta de trabajo, ahora sólo aceptan la solicitud si el día que toca hacer el trámite el extranjero está legalmente contratado». «Este endurecimiento está provocando situaciones personales muy dolorosas», lamentó.
En cuanto a las reagrupaciones familiares, Moyano dijo que están siendo especialmente duros con los inmigrantes que quieren traer a sus padres, porque «la administración considera que las personas mayores son una carga para el Estado».
Otra de las denuncias realizadas por la asociación de Abogados Europeos es el aumento de la presión policial. Iñaki Almandoz, abogado de Abedie, explicó que «la Policía está haciendo cosas que no había hecho nunca antes, como entrar dentro de los locutorios a pedir papeles o poner patrullas a la salida del Metro para que los inmigrantes no tengan escapatoria».