El «caso Gürtel» pasa a los tribunales de Madrid y Valencia

La portavoz del CGPJ defiende al juez y asegura que su viaje a Guatemala no ha interferido en el envío de la causa.

Garzón envía el caso Gürtel a los TSJ de Madrid y Valencia
Garzón envía el caso Gürtel a los TSJ de Madrid y Valencia

Ocho días después de inhibirse del «caso Gürtel» en beneficio de los Tribunales Superiores de Justicia (TSJ) de Madrid y Valencia, el juez Baltasar Garzón remitió ayer a éstos las diligencias de la causa, lo que les permitirá analizar si efectivamente son competentes en la investigación de la supuesta trama de corrupción empresarial en la que están imputados varios políticos del PP. Mientras no se pronuncien al respecto, el magistrado puede continuar adelante con las diligencias. El PP se había quejado horas antes de que el juez había viajado a Guatemala –con permiso del Consejo General del Poder Judicial– sin tramitar la inhibición. Fuentes jurídicas aseguraron no obstante que Garzón dejó firmados los oficios que avalaban la remisión antes de poner rumbo a Centroamérica, pero que problemas técnicos de repografía han impedido fotocopiar antes todas las diligencias que se han remitido a los tribunales que el juez considera competentes en razón de los aforados que pueden estar implicados.Cinco aforadosEn dos autos dictados el pasado día 5, Garzón se inhibió de la causa al encontrar indicios de responsabilidad penal en cinco aforados: el presidente de la Generalitat valenciana, Francisco Camps; el secretario general del PP valenciano, Ricardo Costa; y los diputados de la Asamblea de Madrid Alberto López Viejo, Alfonso Bosch y Benjamín Martín Vasco.Finalmente, y una vez solucionados los problemas del servicio de repografía, las primeras cajas con las diligencias del «caso Gürtel» salían de la Audiencia Nacional en dirección a los dos tribunales superiores a última hora de la mañana.Pero Garzón no se limitó a remitir la causa de la que ya se había inhibido. Nada más poner un pie en su juzgado procedente de Guatemala, el magistrado volvió a tomar declaración a José Tomás, el sastre de las dos tiendas –«Milano» y «Forever Young»– en las que supuestamente se compraron varios trajes para Camps que, según Garzón, habría pagado una empresa de Francisco Correa, presunto líder de la trama.El sastre vuelve a declararPoco antes de que se conociese que Garzón había enviado ya las diligencias a los TSJ de Madrid y Valencia, la portavoz del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Gabriela Bravo, aseguró que el viaje del magistrado no interfiere en el hecho de que las actuaciones del «caso Gürtel» no se hayan enviado antes a los tribunales superiores de Justicia de la Comunidad Valenciana y de Madrid. «Aunque un juez no esté en un juzgado, éste puede seguir funcionando, pues la Justicia tiene otro personal al servicio que trabaja, como es el secretario y el resto de funcionarios», manifestó Bravo, quien dijo desconocer por qué no había llegado antes el auto de Garzón a esos tribunales, aunque supuso que «el trámite habrá seguido», informa Efe. Finalmente, sobre las decisiones que el juez Garzón haya podido tomar, Bravo dejó claro que el CGPJ, pese a ser un órgano de gobierno, «no tiene ninguna facultad para fiscalizar la labor de los jueces, sino que vela por la independencia judicial».