Asia

Irán condena a muerte a dos menores

Las autoridades iraníes tienen previsto ejecutar de forma inminente a dos jóvenes que eran menores de edad en el momento en que cometieron los delitos por los que fueron condenados a muerte, según advirtió ayer Amnistía Internacional (AI), que ha denunciado que estas ejecuciones suponen un «desprecio absoluto del Derecho Internacional».

 

Las ejecuciones de Amir Khaleqi, de 20 años, y Safar Angooti, de 19, estaban previstas para ayer en la prisión de Evin, en Teherán, pero al parecer han sido aplazadas a última hora, según indicaron fuentes de la defensa. Hace seis días, las autoridades ahorcaron a la joven Delara Darabi, de 23 años, condenada por un delito que presuntamente había cometido cuando era menor de 18 años.

 

«El que se haya fijado la fecha de estas ejecuciones tan sólo unos días después de la espantosa ejecución de Delara Darabi demuestra que las autoridades iraníes sienten un desprecio absoluto por el Derecho Internacional, que prohíbe de forma inequívoca la ejecución de personas condenadas por delitos que se cometieron cuando eran menores de 18 años», manifestó la directora adjunta del Programa para Oriente Medio y el Norte de Africa de Amnistía Internacional, Hassiba Hadj Sahraoui, en unas declaraciones a Europa Press.

 

Según Mohamad Mostafaie, abogado de los dos jóvenes, Amir Khaleqi mató a un hombre durante una pelea cuando estaba borracho. Amir no recuerda cómo sucedieron los hechos, pero tenía tantos remordimientos que se entregó él mismo a la Policía. Tenía 16 años. Finalmente fue declarado culpable, el tribunal tuvo en cuenta que estaba ebrio en el momento de los hechos y que era menor de edad.

 

Safar Angooti fue declarado culpable de asesinato a los 17 años. En abril de 2008 apuñaló a un pretendiente rival que estaba hablando con la muchacha que le gustaba y fue condenado a muerte. Safar reconoció que había matado al hombre, pero aseguró que no lo había hecho de forma intencionada.