Literatura

Jesús Ferrero deseo ganador

El escritor se alza con el premio gracias a la obra «Eros y misos». Fernández Mallo («Nocilla Dream») queda finalista con «Post poesía. Historia de un paradigma»

Jesús Ferrero y Agustín Fernández Mallo posan juntos tras conocer el fallo del jurado
Jesús Ferrero y Agustín Fernández Mallo posan juntos tras conocer el fallo del jurado

Jesús Ferrero ya forma parte de la nómina de autores galardonados con el Premio Anagrama de Ensayo. En su 37 edición, el jurado formado por Salvador Clotas, Román Gubern, Xavier Rubert de Ventós, Fernando Savater, Vicente Verdú y Jorge Herralde seleccionó «La experiencia del deseo. Eros y misos» entre los 101 originales presentados. Como finalista del premio, cabría decir que, de lujo, otra sorpresa agradable: «Postpoesía. Hacia un nuevo paradigma» de Agustín Fernández Mallo, conocido especialmente por sus novelas «Nocilla Dream» y «Nocilla Experience».Ayer, en la rueda de Prensa de presentación de este premio dotado con 8.000 euros, el editor de Anagrama, Jorge Herralde, trazaba los paralelismos entre Ferrero y Fernández Mallo, «dos autores que alcanzaron el estrellato mediático con su primera obra».Novela y deseo«La experiencia del deseo. Eros y misos» es, según confesó su responsable, «una obra sobre las pasiones, claras u oscuras, todas concebidas con el mismo rango y estatuto». En este sentido, añadió que pese a tratarse de su primer ensayo, siempre ha trabajado en este tipo de textos aunque de manera privada, «pero en paralelo a mis novelas».El autor de obras como «Bélver Yin» o «El secreto de los dioses» explicó que el deseo suele manifestarse a partir de «la atracción, de lo que llamamos eros/amor, y a través de la repulsión, el misos/odio». Así Ferrero expuso que el amor y el odio son hijos del deseo y no al revés y que se parten cada uno en dos: el amor a uno mismo y el amor al otro, el odio a uno mismo y el odio al otro. Ferrero se formó en la universidad de París, y asistió a las conferencias y seminarios de Lacan, Lévi-Strauss, Foucault, Deleuze, Barthes, Lyotard, Vernant, Nicole Loraux y Vidal-Naquet, figurando estos últimos en el tribunal que enjuició su investigación sobre la política de Platón. De esa etapa admitió que en el ensayo «mis maestros aparecen filtrados».Respecto a «Postpoesía. Hacia un nuevo paradigma», Fernández Mallo aclaró que «éste es un texto en el que llevo años trabajando. Siempre he escrito poesía, y en la poesía contemporánea española había un exceso de moralismo. Pensaba que tenía algo que decir de todo esto».El autor de «Nocilla Dream» confesó que no busca crear polémica alguna, aunque se mostró crítico con el hecho de que «la poesía ha perdido su capacidad de hacer metáforas inteligibles y contemporáneas». La obra, presenta bajo el seudónimo de Dexter –nombre de un popular asesino en serie de una ficción televisiva–, habla «del extraradio, de la pasión, del ADN de lo nuevo», en un momento en el que la «poesía española somos unos pocos, un círculo cerrado».