La comisión de Caja Madrid avanza pese a la disputa por la presidencia de Serrano

Los miembros de la comisión pidieron ayer a Serrano que renunciara a la presidencia de este órgano de control.

La comisión de Caja Madrid avanza, pese a la disputa por la presidencia de Serrano
La comisión de Caja Madrid avanza, pese a la disputa por la presidencia de Serrano

Madrid- La presidencia de Antonio Cámara, hombre afín a Esperanza Aguirre, en la comisión de control de Caja Madrid ha sido flor de un día. El gallardonista Fernando Serrano hizo ayer valer el auto del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, que anula su suspensión como miembro de la misma, para reclamar su presidencia. Su reivindicación abrió de nuevo la caja de los truenos y con ella un debate de dos horas de los miembros de la comisión sobre la conveniencia o no de que renuncie al cargo, en aras a preservar el consenso logrado hace escasos días.Este órgano de control no se reunía desde enero pasado. La renuncia de Pablo Abejas a disputar la presidencia a Serrano, elegido en una polémica votación, junto con la ausencia de éste último por estar expedientado por Economía, permitió que reanundara de nuevo sus tareas hace dos semanas. De la comisión depende un último informe sobre las cuentas de 2008 de la caja, que se elevará a su consejo de administración la próxima semana, para que, a su vez, las someta a la aprobación de su asamblea general. Algo que, según los cálculos de la propia entidad, no ocurrirá antes del 18 de mayo próximo.Con la mente puesta, precisamente, en la imperiosa necesidad de instaurar de nuevo la normalidad en la entidad y facilitar, así, la aprobación de sus cuentas, la Comunidad de Madrid transmitió a sus representantes en la comisión la consigna de permitir los trabajos de la misma. De ahí que sus miembros y los del PSOE cedieran ayer a las pretensiones de Serrano.Eso sí, durante dos horas se le ofrecieron diversas salidas, que él declinó una tras otra. Según fuentes de la comisión, todos sus miembros, salvo el del Ayuntamiento de Madrid, le hicieron ver la necesidad de que renunciara al cargo para mantener el precario consenso alcanzado. Su negativa motivo que los representantes del PSOE, UGT y del PP hicieran constar en acta su apoyo a su destitución. La tercera y última hora de la reunión se dedicó al estudio del informe de la Obra Social de la caja. Pero este debate se prolongará en el tiempo. La comisión se reunirá de nuevo mañana para analizar el informe financiero y el 23 de abril para elevar su dictamen al consejo.