La Policía sospecha de un comando de ETA que opera en Vizcaya desde 2007

Se trata del grupo que colocó otra bomba lapa en el coche de un escolta

La Policía sospecha de un comando de ETA que opera en Vizcaya desde 2007
La Policía sospecha de un comando de ETA que opera en Vizcaya desde 2007

La policía sospecha que el atentado que ha costado la vida al inspector Eduardo Puelles puede ser obra de un comando etarra que opera en Vizcaya desde hace dos años y que sería el autor de, al menos, la colocación de otra bomba lapa bajo el coche de un escolta. El atentado de esta mañana tiene una gran similitud con el que sufrió el 9 de octubre de 2007 el escolta privado Gabriel Giner, que daba protección al concejal socialista de Galdakao Juan Carlos Domínguez.

Al margen de que aquel atentado se cometió en el barrio de La Peña, a poca distancia de donde hoy ha sido asesinado Eduardo Puelles, la acción terrorista dirigida contra el escolta tuvo algunas características singulares que no se han repetido en otros episodios similares y que sí coinciden con el atentado de esta mañana.

La bomba fue colocada en la parte trasera del vehículo de Gabriel Giner, cerca del depósito de gasolina, lo que llevó a especular con la posibilidad de que el objetivo real del atentado no fuera tanto el escolta como su protegido, el edil, ya que se suponía que era éste el que viajaría en el asiento trasero y al que le alcanzaría de lleno el artefacto en caso de explosión. De hecho, Giner, que se encontraba al volante cuando estalló la bomba, resultó herido grave con quemaduras pero salvó la vida.

El artefacto colocado bajo el coche del inspector Eduardo Puelles estaba situado también en la parte trasera, junto al eje, cerca del depósito de gasolina. En la inmensa mayoría de los atentados con coche bomba el explosivo se coloca en la parte delantera, bien en los bajos mediante imanes, bien dentro del coche, debajo del asiento del conductor para poder alcanzar de lleno a la víctima. La coincidencia del modus operandi entre el atentado contra Gabriel Ginery el dirigido contra Eduardo Puelles lleva a los responsables policiales a sospechar que los autores sean los mismos y que el propósito de colocar la bomba junto al depósito de gasolina sea provocar un incendio que, como ha ocurrido esta mañana, cause la muerte de quienes viajan en el coche. Cuando se produjo el atentado contra el escolta privado, la explosión también ocasionó un importante incendio, aunque Giner salvó la vida porque pudo abandonar el vehículo en el que viajaba, un Renault Megane, por sus propios medios.

La misma célula podría estar detrás de otro atentado con bomba lapa que se produjo en Bilbao el 16 de septiembre del pasado año. En esa ocasión el objetivo elegido fue un policía nacional que tenía aparcado su coche en el barrio de Zorroza. El agente cogió el vehículo y viajó con el artefacto sin que llegara a estallar hasta el cuartel de Basauri, donde se detectó la presencia de la bomba. En las dependencias policiales fue neutralizada por los artificieros. También está pendiente de esclarecer el atentado con bomba que sufrió la Casa del Pueblo socialista del barrio de la Peña el 17 de abril de 2008. El artefacto, oculto dentro de un maletín atado a la puerta, ocasionó heridas leves a siete ertzainas que participaban en el desalojo de los vecinos de la zona tras haber detectado la bomba. La desarticulación del "comando Vizcaya"en julio del pasado año permitió esclarecer nueve atentados que habían sido cometidos por ese grupo, pero no aportó pistas sobre otras acciones terroristas registradas en esta provincia, entre ellas las que se han mencionado.