El paro bate nuevos récords

El paro sube en 2008 en 1,28 millones de personas, el mayor repunte desde que se elabora la EPA, y se sitúa en 3,21 millones. La tasa roza el 14% de la población activa, la mayor en nueve años

En 2008 el número de hogares en los que todos sus miembros están desempleados aumentó el 87,28 por ciento
En 2008 el número de hogares en los que todos sus miembros están desempleados aumentó el 87,28 por ciento

Nunca antes desde que el Instituto Nacional de Estadística (INE) comenzó a elaborar la Encuesta de Población Activa (EPA), allá por el año 1976, el desempleo había subido tanto en un año. Y es que 2008 se cierra con unas cifras pésimas y unas perspectivas terribles para 2009 desde el punto de vista laboral.
El número de parados creció durante el ejercicio pasado en 1,28 millones, un 66,4% más que en 2007, con lo que en España ya hay 3,21 millones de personas sin trabajo, lo que sitúa la tasa de paro en el 13,91% de la población activa, la más alta de la serie histórica comparable, que se remonta a 2001.
Especialmente nefasto ha sido el último trimestre de 2008, ya que prácticamente la mitad de los parados (609.000) pasaron a serlo en la recta final del año.
La ocupación también registró un descenso histórico, ya que cayó en 620.000 personas, con lo que el número de ocupados se sitúa por debajo de los veinte millones (18,9 millones).
Por su parte, el número de activos aumentó en 660.200 personas, el 2,95%, con lo que la población activa se sitúa en 23,06 millones, mientras que la tasa de actividad se coloca en el 60,13%.
Los datos dados a conocer ayer por el instituto estadístico son peores que los correspondientes al paro registrado, elaborado por el Servicio Público de Empleo. Este otro método para medir la salud laboral de nuestra economía contabilizó un total de 3,12 millones de parados el pasado ejercicio.
Hace tan sólo una semana que el ministro de Economía, Pedro Solbes, presentó un cuadro macroeconómico revisado para 2009, en que se estimaba una tasa de desempleo del 16%, casi el doble de lo previsto sólo un año antes por la propia Administración.
Pocos días más tarde, la Comisión Europea presentaba un panorama incluso peor que el dibujado por el Ejecutivo, y barajaba que el paro en España podría afectar al 19% de la población activa, y llegar a los 4 millones de desempleados, algo que, el titular de Economía calificó de «exagerado».
Momentos históricos
No es la primera vez que el paro en España rebasa la barrera de los 3 millones. En la crisis de los noventa, que afectó principalmente a 1993 y 1994, el paro impactó en 3,81 y 3,85 millones de españoles, respectivamente. Entonces, las tasas de paro rebasaron con creces el 20% de la población activa. Después del pico máximo alcanzado en 1994, se produjo una desaceleración progresiva del número de desempleados, la cual se intensificó especialmente a partir de 1999.
Momento también especialmente delicado en términos de economía y empleo fueron los años de la reconversión industrial. En 1984, año caracterizado por las protestas de los astilleros, el paro también superó el techo de los 3 millones.