Las cámaras debutarán este mes

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

MADRID- Una de las cámaras de Montera enfoca de lleno un cajero automático y otras, alguna ventana. El sistema está programado para que nunca se vea en la imagen ninguna de las dos cosas. De forma automática, se vuelve negra esa parte del fotograma.

Proteger la intimidad de los que vivan o pasean por Montera era una de las condiciones que impuso el Comisión de Garantías de Videovigilancia, que ayer comprobaron in situ cómo funcionan y qué graban las cámaras de la polémica vía madrileña.

Ha habido quórum. Los integrantes del comité salieron satisfechos con el resultado de lo que vieron. Sin embargo, todavía faltan algunos flecos hasta que llegue el día en el que las videocámaras registren y filmen a los transeuntes de Montera y sus calles adyacentes.

Los pasos a seguir ahora son los siguientes. Aunque los integrantes de la Comisión de Garantías de la Videovigilancia tienen decidida su postura, es decir, que no tienen que reunirse para deliberar, sí que deben firmar el informe favorable. Ese documento debe llevar la rúbrica de la totalidad de sus componentes.

Una condición que puede alargar hasta el próximo miércoles, como muy tarde, el momento en el que ese informe se envíe a la Delegación de Gobierno.

 

Delegación de Gobierno

Una vez que el gabinete de Soledad Mestre tenga el documento deberá dar a su vez el visto bueno. Una gestión testimonial y más burocrática que otra cosa, según fuentes jurídicas que calculan que ese trámite podría llevar de tres a cuatro días. Es decir, que la semana que viene podría llegar el sí definitivo a los responsables del Ayuntamiento. Con todos los trámites superados, el Consistorio decidirá qué día de este mes debutan las cámaras.

Llegan con retraso porque en un primer momento, el equipo de Gallardón calculó que las imágenes comenzarían a grabarse el pasado mes de enero. Esta medida ha sido rechazada por las prostitutas y el colectivo Hetaira, que acusa al alcalde de una permanente cruzada en contra de las meretrices.