Las lluvias y la nieve podrían remitir mañana

La Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) prevé que mañana remitirá el riesgo de lluvias y nieves en el conjunto de la Península, a excepción de Galicia, donde se mantendrán persistentes, y que las temperaturas experimentarán un aumento general, provocando un ascenso de las cotas de nieve y alejando el riesgo de alertas.

Así, en declaraciones a Europa Press, el jefe del área de predicción de la AEMET, Angel Alcázar, señaló que "la actual oleda de precipitaciones irá remitiendo a lo largo del día de hoy, dejando nubes bajas y lluvias débiles en la mayor parte del país". Por este motivo, para mañana se espera un ambiente general "más estable", que sólo se estropeará en el Cantábrico o las altas zonas pirenaicas, donde soplará viento fuerte de componente este y se formaran bandas de nubes dispersas.
En este sentido, Alcázar apuntó que el viento será el causante del aumento "notable"de las temperaturas, que registrarán 14 grados de máxima en Madrid y podrían superar los 18 en ciudades del litoral cantábrico como San Sebastián o Santander. Así, explicó que la cota de nieve ascenderá mañana progresivamente hasta llegar a los 2.000 metros al final del día. Por otra parte, el sábado se esperan rachas de viento fuertes en el litoral mediterráneo y las Baleares; además se registrarán precipitaciones moderadas en la parte sur de la cordillera cantábrica y en los Pirineos. El resto de la Península permanecerá sin cambios, aunque las temperaturas continuarán ascendiendo ligeramente.

EL DOMINGO, VUELVEN LAS LLUVIAS Y EL FRIO

Sin embargo, el domingo entrará un nuevo frente que cubrirá los cielos de nubosidad y traerá un aire frío "que será el responsable de una bajada de las temperaturas en el conjunto del país". De este modo, la cota de nieve descenderá de nuevo, hasta los 700 metros en Galicia y los 1.000 en el centro peninsular. Finalmente, Alcázar indicó que la próxima semana comenzará sin cambios aparentes, "continuando con la tónica general de esta semana"y advirtió de que el riesgo de precipitaciones y la inestabilidad será intermitente "debido a los continua entrada de frentes que se sucederán durante los próximos días".