Los activos de las inmobiliarias sufrirán una rebaja superior al 10% a fin de año

La Razón
La RazónLa Razón

Madrid- Las firmas que valoran los activos de las inmobiliarias preparan una rebaja de los mismos de más del 10% como media en el sector para el cierre contable del ejercicio, según informa Efe.

Esta rebaja en la valoración de los activos será la primera que se produzca en doce años y reflejará el mal momento que viven los promotores, con una caída del 50% de las ventas, un encarecimiento del crédito a promotores y una subida de los tipos de interés.

Enrique Carrero, director nacional de valoraciones de CB Richard Ellis, firma que valora los activos de la mayoría de las empresas cotizadas, no ha querido hablar de un porcentaje de caída pero reconoce «que habrá recortes importantes, en especial en las unidades pendientes de venta, las promociones, el suelo y la segunda residencia».

«En algunos casos el valor bruto de mercado crecerá por las nuevas adquisiciones del primer semestre de 2007, pero el Net Asset Value (NAV) –el valor de mercado de los activos, descontada la deuda– empeorará para la mayoría, ya que el valor de los terrenos y de las promociones baja, y en cambio la deuda se mantiene o incluso ha aumentado durante 2007», señala Carrero.

El pasado mes de octubre, el presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Julio Segura, informó de que había mantenido reuniones con representantes de consultoras y tasadoras inmobiliarias, así como del sector del «ladrillo», pidiendo «criterios más homogéneos de valoración cuando no existen precios de mercado», lo que ha añadido más presión a las firmas de valoración.

Según el responsable de la cátedra inmobiliaria de la escuela de negocios Esade, Pere Viñolas, «no sería raro ver rebajas de más de dos dígitos en la mayoría de las inmobiliarias cotizadas al cierre de 2007».

Más radical es el experto inmobiliario y profesor de la Universidad de Barcelona Gonzalo Bernardos, para quien «las promotoras puras y duras, es decir, las que no cuentan con activos en patrimonio, pueden ver rebajas del valor de hasta el 30%».

El descenso medio del valor de los activos se debe a que «las ventas han caído este año un 50% y, por tanto, los activos son menos líquidos, suponen un mayor riesgo y todo esto se tiene que reflejar en los informes de valoraciones», según Bernardos.

Las oficinas, menos rentables

Además, el experto añade otros dos factores que perjudicarán a las valoraciones, como «la subida de tipos, que hace menos rentables los edificios de oficinas con contratos de alquiler muy a largo plazo, y la ley de Ministerio de Vivienda que cifra en 4 euros el metro cuadrado para los terrenos agrícolas, más allá de las expectativas».

Viñolas, sin embargo, advierte de que la valoración a la baja «afectará menos a los grupos con patrimonio -oficinas y centros comerciales- y más a los que tengan promociones y suelo».

Otro efecto que detecta el catedrático Viñolas es que la rebaja en los informes de valoración de activos generará «problemas de crédito en el año 2008, ya que las compañías hasta ahora estaban obteniendo préstamos en función de su NAV».

El catedrático augura que «esto también repercutirá en las acciones de estas sociedades», cuyos valores ya están muy castigados desde el derrumbe en bolsa de la inmobiliaria valenciana Astroc, aunque compañías como Realia, que ya salieron a cotizar con mucho descuento sobre sus activos, no se verán afectadas.