Los españoles reclaman ayudas del Gobierno para adquirir un «coche verde»

El 55 por ciento de los españoles reclama la puesta en marcha de ayudas directas a la adquisición de un vehículo «ecológico» o que tenga unas menores emisiones de CO2 que los automóviles con motores de combustión tradicionales, según el informe «El Observador del Automóvil 2009». 

 

El informe, realizado sobre una muestra de 1.400 españoles y de 3.000 ciudadanos europeos, indica que el 29 por ciento de los ciudadanos españoles encuestados se decantaría por la compra de un coche híbrido y el 23 por ciento por un eléctrico.

 

Por otro lado, la encuesta de Cetelem revela que únicamente un 2 por ciento de los españoles tiene previsto adquirir un vehículo durante el presente año, lo que supone que las intenciones de compra «son muy bajas», aunque resalta que los «ecológicos» ocuparán un espacio importante en las carreteras del territorio nacional durante los próximos años.

 

«El Observador del Automóvil 2009» indica que en la actualidad los consumidores europeos son conscientes de la repercusión del transporte sobre la contaminación, aunque «no se deciden a comprar un vehículo ecológico, porque a día de hoy ninguna de las soluciones desarrolladas se desmarca de manera relevante con respecto a las otras».

 

El parque no cambiará hasta 2015

El estudio refleja que el parque automovilístico europeo no experimentará hasta 2015 una verdadera evolución hacia coches más eficientes y con un menor nivel de emisiones contaminantes, a pesar de los incentivos fiscales, políticos y medioambientales que se están llevando a cabo en la actualidad.

 

Así, el informe apunta que el 94 por ciento de los europeos cree que se deberían aumentar las ayudas a la compra de vehículos poco contaminantes. En España, el 83 por ciento de los encuestados considera que se deberían incentivar más estos medios de transporte, mientras que este porcentaje se eleva hasta el 86 por ciento en el caso de franceses e italianos.

 

Por otro lado, los ciudadanos españoles son los europeos que declaran utilizar menos el automóvil en sus desplazamientos cotidianos, con un 45 por ciento.En cuanto a los «vehículos verdes», el 24 por ciento de los españoles considera que son buenos para el medio ambiente.