Los feudos del PP rechazan mejorar sus arcas a costa de endeudarse

Pese a que no se habló de financiación, Salgado asegura que habrá acuerdo como máximo el 15 de julio.

«¿Cómo vamos a decidir sobre el déficit si todavía no conocemos los ingresos que vamos a tener?». Ésta era la pregunta que se hacían ayer por los pasillos del Ministerio de Economía los consejeros de las comunidades gobernadas por el PP. El aumento del déficit hasta el 2,5 por ciento por parte del Gobierno para el próximo año 2010 no ha sentado demasiado bien en estas autonomías, que lo tachan de «llamada a la inestabilidad». Por el contrario, las gobernadas por el PSOE se mostraban a favor pidiendo incluso más.

 Y es que, con ese nuevo tope del 2,5 por ciento, el déficit estatal pasa del 7,9 previsto al 8,4 por ciento. Eso el año que viene, porque para 2011 y 2012 se ha fijado un techo máximo de endeudamiento del 1,7 y 1,3 por ciento, respectivamente.

«La negociación tenía que haber sido la contraria. Primero la financiación autonómica y luego fijar el objetivo de déficit», decía la consejera gallega de Hacienda, Marta Fernández, tras la reunión. Otros, como el consejero de Economía y Hacienda madrileño, Antonio Beteta, tachaban de «incongruente» la subida. Mientras, el valenciano Gerardo Camps, auguró que hará que «la contracción dure más tiempo» y para la consejera murciana Inmaculada García «faltan cifras, previsiones y datos». Por su parte, el vicepresidente económico canario, José Manuel Soria, rechazó que se venda la imagen de que hay «vía libre para gastar».

En el otro lado, entre quienes sí que aceptaron o pedían más estaban Andalucía, que prefería una cifra «próxima al 3», o Cataluña.

Pero la reunión de ayer alcanzó más protagonismo por la cercanía de un posible acuerdo de financiación. No estaba en el orden del día, pero algunos abordaron el tema. El consejero canario criticó que «Cataluña va a estar por encima de la renta per cápita», mientras que la mayoría se quejaba de que queda poco para ese 15 de julio.

La vicepresidenta segunda, Elena Salgado, trató de tranquilizarlos al mostrarse confiada en que «habrá acuerdo». Eso sí, confirmó que, pese a no haber derecho a veto, si una comunidad no está de acuerdo se podrá descolgar después de su aprobación.

Máxima inversión para AndalucíaEra su primera visita a La Moncloa como presidente de la Junta y José Antonio Griñán salió satisfecho respecto a las perspectivas para el nuevo modelo de financiación, un vital para Andalucía y que ha abierto una carrera que encabeza Cataluña. «Le he encontrado receptivo», dijo en la rueda de prensa posterior a su reunión, donde destacó que José Luis Rodríguez Zapatero, le ha garantizado que Andalucía seguirá siendo la comunidad que más inversión pública reciba. Pero hay que matizar que es Cataluña y no Andalucía quien tiene consignado más dinero para inversiones en 2009. Igualdad fue la palabra que más pronunció el presidente andaluz, recalcando que lo primordial es «el porcentaje, lo que se atribuye en el modelo a cada comunidad en función de qué criterios» entre los que destaca la población. Y no dejó pasar la oportunidad de apuntar a Cataluña cuando señaló que esta comunidad «apoyó un sistema de financiación que dejaba atrás a Andalucía (1997- 2001), pero Andalucía quiere que Cataluña entre en este modelo».