Los médicos envían un mensaje de tranquilidad y destacan las medidas higiénicas para la prevención

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

La Organización Médico Colegial ha enviado hoy un mensaje detranquilidad ante la nueva gripe A (H1N1), ya que, según afirman, nose diferencia mucho, clínicamente hablando, de la que actualmente se padece todos los años, aunque matizaron que es importante mantener medidas higiénicas para prevenirla. Sin embargo, la organización manifiesta hoy en un comunicado quela gripe es una enfermedad respiratoria altamente transmisible depersona a persona, que afecta a millones de ciudadanos en el mundo,de los cuales centenares de miles sufrirán neumonías y miles de ellosmorirán. Estos casos y muertes ocasionadas están disponibles en las publicaciones oficiales del Ministerio de Sanidad y a nivel mundialde la OMS. En este sentido, la OMC destaca que, además de la vacuna, existenmedidas de higiene para evitar la gripe, como el lavado frecuente delas manos, evitar compartir vasos, el lavado de los juguetes y chupetes, evitar los lugares muy concurridos en el pico de laepidemia y procurar toser y estornudar sobre pañuelos desechables.Además, señalan que la distancia de dos metros con el enfermo que tose evita la infección, y destacan que medidas como tomar vitaminas o fármacos homeopáticos carecen de utilidad.

INMUNIDAD PREVIA QUIZAS EN LOS NACIDOS ANTES DE 1965 Según indicaron, la preocupación que tienen los médicos, el restode los profesionales sanitarios y las autoridades se debe a que para esta nueva gripe no existe inmunidad previa, salvo quizá los nacidosantes de 1956, fecha hasta la cual circuló un virus H1N1 y quizá también tengan cierta protección los vacunados sistemáticamente en años anteriores con la vacuna para la gripe estacional. "Con el verano el virus podría desaparecer, incluso para siempre,pero de confirmarse las previsiones más verosímiles, son posibles a lo largo de los dos próximos años millones de casos de esta gripe enEspaña, y para entonces se dispondrá de vacuna y además se tendrá unareserva suficiente de antivirales", señalan. Asimismo, matizan que es preciso tener en cuenta que el problema sanitario existe, es grave y puede llegar en los próximos meses de forma muy aguda, por lo que recomiendan seguir las instrucciones de las autoridades sanitarias, vacunarse cuando sea posible y aprender a convivir con un virus que posiblemente, combatiéndolo principalmente con información veraz, higiene y la vacunación. Por ello, concluyen que tranquilizar "a toda costa"puede volverseen contra de todos, "pero escandalizar innecesariamente y alarmar ala población más sensible tiene efectos indeseables que debemos evitar".