Los padres de Predalien frente a frente

La Razón
La RazónLa Razón

carmen l. lobo

 

Nacidos para matar y de la misma madre (Fox), era hasta cierto punto lógico que los taquilleros Alien y Predator se viesen algún día las caras. Y ya van por la segunda refriega. De hecho, ambas criaturas vuelven ahora a verse las jetas con un hijo rastafari de por medio. Pero, ¿qué une y qué separa a estos dos alienígenas condenados, o al menos eso parece, a no entenderse jamás?

 

alien, la erótica del poder

l La incógnita del físico. En la primigenia «Alien» (que, por cierto, costó la entonces muy respetable cifra de once millones de dólares), Ridley Scott quiso mantener siempre la incógnita sobre el aspecto completo de la criatura, hasta el punto de que eliminó una escena previamente rodada en la que se ve al Alien de cuerpo entero.

 

l Un nigeriano bajo las bocas. El joven que se disfrazó de monstruo en la primera cinta (1979) fue Bolaji Badejo, un estudiante nigeriano perteneciente a la tribu de los Masai que medía dos metros de altura y era muy delgado, por lo cual encajó perfectamente con la silueta del Alien; que, por cierto, tenía ojos originariamente, aunque decidieron luego suprimirlos para darle un aspecto más amenazador.

 

l La bestia carnal. A quienes hayan vislumbrado en el Alien cierto halo de extraño erotismo (como yo) les gustará saber que entre la imágenes censuradas por la productora antes de su estreno se encuentra la muerte de Veronica Cartwright, ensartada entre sus piernas por la cola del Alien... Suma y sigue: los diseños de Giger para el bicho fueron cambiados varias veces porque se consideraban demasiado explícitos desde el punto de vista sexual.

 

predator, letal camaleón

l En la piel del enemigo. Precisamente, uno de los diseños realizados para el Alien proponía una piel transparente, pero los técnicos la desecharon. Y es curioso, porque aquel invento se utilizaría luego (1989) para vestir a otro monstruo memorable, Depredador, que, como los camaleones, es capaz de adquirir los colores del entorno y camuflarse. Sin embargo, el «cazador» original era un tipo enorme de cuello largo y una cabeza con forma de perro.

 

l Censurada por sangrienta. Al igual que le sucediera a la protagonizada por el «revienta hombres» aunque por distintos motivos, varias copias de la película original en la que Schwarzenegger intentaba acabar con el extraterrestre también sufrieron cortes en diversos países para rebajar el alto contenido violento que poseía.

 

l Dos metros bajo las rastas. Otro gigantón, Kevin Peter Hall, un intérprete que ha intervenido en otros filmes, como «Bigfoot y los Henderson», fue el encargado de encarnar al extraterrestre, que ha protagonizado asimismo, y con bastante éxito, varias historietas gráficas.

 

predalien, el sucesor

l De tal palo.... Las rastas y esa mandíbula adicional tan dañina delatan su parentezco con Predator, mientras que su larga cola y la boca mortífera, el que guarda con el rival de la teniente Ripley. Predalien es un mal bicho, pero también un buen invento de cara a taquillas venideras. Y es que tiene a quien salir...