Libros

Los seguidores de «La hora 11» protagonizan una campaña de Fox

Jóvenes esposados, con las camisetas de la serie
Jóvenes esposados, con las camisetas de la serie

Publicidad contra la crisis. Al precio de 11 horas atados con esposas de plástico en el paseo de la Castellana de Madrid a cambio de 111 euros. Vestidos con camisetas y gorras naranjas, y ataviados con consolas portátiles, libros y bocadillos, 222 jóvenes, en su mayoría universitarios, pasaron ayer el lunes de Pascua al sol. El motivo, una serie de televisión, «La hora 11», que ya emite Fox y que también ofrece La Sexta (hoy emite dos capítulos, a las 22:35 horas). Su misión era portarse como hombres anuncio, bajo una disciplina férrea: 15 minutos de descanso para ir al baño cada tres horas, y, si hace frío, la camiseta por encima del abrigo. Algunos participantes, incluso, fueron excluidos del premio final por retrasarse en el descanso. «Pero es mejor que ir a clase», reconocía Guillermo, estudiante de Ingeniería Industrial, mientras abría una lata de conservas para rellenar una barra de pan. Otros, sentados en sillas de playa y hasta barcas hinchables, eran objeto de las miradas de los viandantes, a los que deberían contar las excelencias de una serie de la que, muchos confesaban, no son seguidores. «Nos enteramos por Internet. Lo que cuenta es llevarse el premio», decía Alberto.