Más 2000 personas pide en Madrid el cese de los bombardeos sobre Gaza

Más de 2.000 personas, según los organizadores, se concentraron hoy ante la sede del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación en Madrid para protestar contra los bombardeos sobre Gaza y pedir al Gobierno español que realice "un boicot a Israel y una ruptura de las relaciones diplomáticas"con este país por considerarlo un pueblo fundado sobre "mitos racistas y religiosos".
Durante la protesta, celebrada este mediodía en la plaza Santa Cruz, los asistentes portaron pancartas con frases como 'Israel genocida', 'Asesinos. Terroristas. Parar esta masacre', que iba ilustrada con fotografías de los ataques, o 'Alto al genocidio en Palestina'. Pretendían así hacer un "llamamiento mundial"de solidaridad con el pueblo palestino y contra el "genocidio"que está llevando a cabo el gobierno israelí.
El presidente de Paz Ahora, Julio Rodríguez Bueno, subrayó que la Unión Europea y las Naciones Unidas son quienes han de poner fin a "esta masacre mediante sanciones graves contra Israel".
Además, defendió que hay que eliminar el comercio de armas que la UE mantiene con el estado judío.
Por su parte, el secretario general del Partido Comunista, Paco Frutos, incidió en que estas protestas "tienen que ir en aumento" porque la situación en Gaza es un problema "muy grave"que se alarga demasiado en el tiempo.
Además, señaló que "los partidos de izquierdas tienen que movilizarse y no permitir que un estado, que tiene un gobierno permanentemente de caracter nazi sionista, continúe masacrando a un pueblo que sólo quiere vivir en paz".
Así, alegó que la sociedad española, con "la clase trabajadora, intelectuales y artistas, a la cabeza", tiene que denunciar lo que ocurre con el pueblo palestino. Añadió que no hay que criticar a Hamás porque fueron elegidos de manera democrática y confesó que "el verdadero terrorismo en esta zona son los Estados Unidos y el estado nazi sionista de Israel".
En declaraciones a Europa Press, otra de las asistentes a esta concentración pidió que "pare esta guerra"que definió como una lucha de "inocentes por la decisión de dos gobiernos"enfrentados.
Además, exigió al gobierno español que corte las relaciones que mantiene con Israel.
Finalmente, puntualizó que se están llevando a cabo "venta de tierras por dinero sucio y los palestinos están muriendo inocentemente". En este sentido, pidió que "los pueblos se despierten y los países se levanten por esta injusticia y una guerra que dura 60 años".