Moratinos visita Albania con la presidencia de la UE en el horizonte

España asume la presidencia de turno de la Unión Europea en 2010 cuando se prevé que la mayoría de los países balcánicos preparen su ingreso

El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos (i), saluda a su homólogo albanés, Lulzim Basha
El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos (i), saluda a su homólogo albanés, Lulzim Basha

En el país más pobre de Europa aterrizó el martes, casi de madrugada, el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos. Llegó a Tirana, para hacer noche antes de enfrentarse a un duro día de trabajo y de encuentros con las autoridades albanesas. Las relaciones entre España y Albania han ido creciendo poco a poco y de ser casi inexistentes en el S.XX han pasado a existir y fortalecerse de forma mutua. Ahora, en el horizonte de ambos países está la presidencia de productid="la Uni?n Europea" w:st="on" Europea en 2010. España tomará el mando el próximo enero, Albania quiere poder formar parte de este privilegiado grupo, ambos prevén que su entrada se produzca mientras José Luis Rodríguez Zapatero sea el presidente de turno. Albania ya presentó la solicitud formal de adhesión a productid="LA UE" w:st="on" –el pasado 28de febrero- pero todavía tiene muchos cabos sueltos que atar y mejorar.

Según fuentes diplomáticas, la mejor manera de estabilizar la región balcánica occidental es "ofreciendo una perspectiva europea", y durante la presidencia española seguramente les toque gestionar muy directamente más de una incorporación.

Por este motivo, y para reforzar las relaciones bilaterales, Moratinos viajó a Tirana donde se entrevistó con su homólogo albano, Lulzim Basha, y firmó nuevos acuerdos, entre los que destacan el de cooperación aduanera y el de la lucha contra el crimen. Aunque desde el ministerio español aseguraron que este acuerdo no tenía nada de particular, lo cierto es que en el último Consejo de ministros se autorizó que ambos países "cooperasen en la lucha contra la delincuencia, especialmente la de carácter organizado", que en diversas ocasiones ha actuado en el territorio español, y ha tenido asustados a muchos habitantes de los municipios donde operaban.

Moratinos también tuvo un encuentro con el primer ministro Sali Berisha. Tras el que luego presentó el informe "One NU". Y es que España figura en primer lugar como donante a esta experiencia piloto –Albania es uno de los ocho países en los que se está llevando a cabo la implementación de la reforma de Naciones Unidas sobre el terreno- con 19 millones de dólares es el país que más ha contribuido.

El ministro también tuvo un hueco para charlar con la ministra de Integración Europea, Majlinda Bregu, y reunirse con el alcalde de Tirana y líder de la oposición, Edi Rama. Gracias a que en la capital albanesa todo está relativamente cerca, Moratinos también hizo una parada en el Parlamento. Allí se entrevistó con su presidenta, Jozefina Topalli, quien estuvo en España el pasado mes de octubre.

Tras inaugurar oficialmente la embajada española en Albania (se abrió en 2006), el ministro partió hacia Bosnia-Herzegovina -país que podría presentar su solicitud formal de adhesión en 2010-, donde tendrá otra cargadísima jornada de reuniones con las autoridades bosnias, pero con tiempo en su agenda para poder visitar a las tropas españolas destinadas en Sarajevo.

Acercamiento (Puntos críticos o desglosar en cifras)

1.Donaciones españolas

En julio de 2008 España donó a Albania 14 millones de dólares para tres programas de productid="la ONU. Este" w:st="on" mes de febrero dio otros 3 millones de euros destinados a promover el desarrollo de la herencia cultural y reformar las instituciones. Incluso reactivará algunas zonas rurales a través de un proyecto de micro créditos de 19 millones de euros.

2. Apoyo político

En septiembre de 2008 Albania se convirtió en el primer país europeo que defendió la candidatura de Barcelona para ser sede de productid="la Uni?n" w:st="on" por el Mediterráneo. Por su parte España apoyó su entrada en productid="la OTAN" w:st="on" y lo hará también en productid="la UE." w:st="on"

3. Relaciones culturales

Del desconocimiento mutuo se ha pasado a contar con el activo de un espntáneo interés de la sociedad albanesa por la cultura española, así como una cierta admiración hacia el modelo de transición a la democracia que tuvo España. Se acaba de crear la licenciatura de estudios hispánicos (con un lector y cinco profesores de castellano).

4. Intercambio económico

Desde el ministerio se quiere fomentar el potencial que tendrían las empresas españolas energéticas y de infraestructuras en Albania. De momento el intercambio económico es de 30 millones de euros.