Baloncesto

Navidad histórica y feliz para Pau Gasol frustrante para Rudy y Sergio

Al ala-pívot español Pau Gasol ya le ha tocado vivir todo tipo de experiencias en el día de Navidad desde que llego a la NBA, pero ninguna como la que protagonizó la pasada jornada cuando su equipo de Los Ángeles Lakers se enfrentó a los Celtics de Boston y se convirtió en el gran héroe.
En cambio, el escolta novato Rudy Fernández y el base Sergio Rodríguez, que también tuvieron una buena actuación con los Trail Blazers de Portland, no pudieron disfrutar del triunfo sino que perdieron ante los Mavericks de Dallas.
Los Celtics llegaron al Staples Center con la intención de seguir haciendo historia si conseguían la vigésima victoria consecutiva, algo que no se dio por las acciones brillantes de Gasol en los últimos minutos del partido, que iba a caer del lado de los Lakers por 92-83.
Gasol, que no había jugado su mejor partido ante la gran defensa de los Celtics y especialmente su bestia negra, el alero Kevin Garnett, se olvidó de los altibajos que había tenido y mostró lo mejor de su clase en los últimos cinco minutos, en los que anotó nueve puntos de los últimos 15 que consiguieron los Lakers.
El ala-pívot de Sant Boi no sólo se reivindicaba en la revancha de las pasadas Finales de la NBA sino que además lo hizo en un partido que volvió a recordar la mejor historia de los duelos entre las dos franquicias con más títulos de liga.
La rivalidad más grande de todos los tiempos en el baloncesto de la NBA iba a tener por primera vez a un jugador español de protagonista, eso sí con una gran ayuda del escolta Kobe Bryant, que también se ha comprometido a conseguir que Gasol deje atrás su imagen de jugador al que en los momentos decisivos le falta agresividad.
El entrenador de los Lakers, Phil Jackson, que llegó a las 1.000 victorias, dijo que su equipo jugó una gran defensa en el cuarto periodo con sólo 16 puntos permitidos a los Celtics (8 de 19 tiros de campo y 0-7 de triples) y que el ala-pívot español fue decisivo.
"Estoy realmente muy contento con Pau", destacó Jackson. "Surgió como una figura en el cuarto periodo y realmente lo necesitábamos".
Gasol se contagió del ambiente de gala al más puro estilo de Hollywood y quiso ser el héroe del último momento que dejó felices a todos menos a los Celtics.
"Fuimos muy buenos físicamente", declaró Gasol al concluir el partido. "Pudimos contener sus ataques, mantuvimos la compostura y supimos cerrar el partido".
Gasol, que jugó 36 minutos, aportó 20 puntos (7 de 14 tiros de campo y 6-6 desde la línea de personal), incluidos siete en los últimos tres minutos, repartió cinco asistencias, capturó tres rebotes, puso tres tapones y recuperó un balón.
"Estaba claro que tenía que asegurarme que iba a poder superarlos en los tiros porque no regalaban nada y me siento muy feliz de haber terminado el partido superando el bache que tuve al comienzo", comentó Gasol. "También ha quedado claro que podemos ganar a cualquier rival y sobre eso debemos construir el futuro".
El triunfo y la labor de Gasol permitieron a los Lakers ganar el vigésimo partido de los que han disputado en el día de Navidad y empatar con los Knicks de Nueva York en el primer lugar de la lista de todos los tiempos.
Si Gasol no comenzó bien pero concluyó brillante, sus compatriotas Fernández y Rodríguez volvieron a cumplir una gran labor como reservas, pero su aportación no pudo evitar la derrota por 94-102 que sufrieron los Trail Blazers ante los Mavericks, en su campo de Rose Garden, de Portland.
Fernández y Rodríguez también recibieron por parte del entrenador de los Trail Blazers, Nate McMillan, la misión de rescatar al equipo ante la poca efectividad de los titulares, pero su esfuerzo no fue suficiente.
Fernández, que jugó 28 minutos, aportó 13 puntos, después de anotar 5 de 8 tiros de campo, incluidos 2 de 3 triples, y 1-1 desde la línea de personal, capturó dos rebotes y repartió una asistencia.
Rodríguez anotó 4 de 4 tiros de campo, incluido un triple, aportó nueve puntos, capturó dos rebotes y repartió una asistencia.