Obama: «Nosotros y China moldearemos el siglo XXI»

WASHINGTON- El presidente de EE UU, Barak Obama, aseguró que las relaciones entre Washington y Pekín «moldearán el siglo XXI», por lo que abogó por una cooperación profunda en materia económica, cambio climático, seguridad regional y global. El mandatario inauguró ayer el diálogo estratégico y económico entre EE UU y China, que estará encabezado por la secretaria de Estado, Hillary Clinton, y el secretario del Tesoro, Timothy Geithner, y del lado chino por el consejero de Estado, Dai Bingguo, y el viceprimer ministro Wang Qishan. Obama afirmó que los lazos entre ambas naciones «son tan importantes como cualquier relación bilateral », aunque indicó que pueden crear un «mundo en mejores condiciones», dado que la alianza es un requisito previo «para el progreso en muchos de los desafíos más apremiantes». En este sentido, se refirió a las principales áreas en las que desea profundizar la cooperación con China, empezando por la recuperación económica, por promover la estabilidad financiera mediante reformas reguladoras y mayor transparencia, el libre comercio justo, un acuerdo en torno a la Ronda de Doha «ambicioso y equilibrado» y por cambiar las instituciones internacionales para que economías en auge como China tengan un papel relevante. Expresó su deseo de que avancen en un futuro energético «limpio, seguro y próspero». «Seamos sinceros, ninguno de nosotros se beneficia de una creciente dependencia de petróleo extranjero ni podemos proteger a nuestros ciudadanos de los estragos del cambio climático hasta que cooperemos. El sentido común nos llama a actuar», señaló. Pidió transformar las economías de Estados Unidos y de China con base en un modelo de bajo consumo de carbón y llamó a unir fuerzas en la investigación y el desarrollo para impulsar el uso limpio y eficiente de la energía. Así como forjar una respuesta global de cara a la Conferencia de Copenhague.