Fútbol

Raúl se presenta

El capitán del Real Madrid marcó el gol de su equipo en el primer partido en el Bernabéu. El conjunto de Pellegrini empató contra Al Ittihad

Cristiano Ronaldo y Benzema se estrenaron como madridistas ante el público del Bernabéu
Cristiano Ronaldo y Benzema se estrenaron como madridistas ante el público del Bernabéu

Madrid- El Real Madrid de Pellegrini se presentó ayer en el Santiago Bernabéu con un gol de Raúl, el de siempre, dispuesto a dejarse por su puesto hasta la última gota de sangre y sudor. Hizo el tanto en la segunda mitad y el mejor remate en la primera parte. En el Real Madrid de Ronaldo y Benzema, en el Real Madrid de Pellegrini, en este nuevo equipo que tiene buena pinta, pero al que le falta tiempo, marcó Raúl, ese viejo conocido. El capitán lleva en el club casi toda la vida y va a vender muy cara su piel. El tanto de ayer es un aviso para los nuevos. Va a estar muy caro ser titular en el Real Madrid por delante. Ayer faltaba Kaká y puede que en cualquier momento llegue Ribery. Pellegrini, según lo visto en la presentación de ayer, quiere jugar con tres centrocampistas y tres delanteros. Benzema, Cristiano Ronaldo y Raúl no pararon mientras estuvieron juntos en el campo. Cambian posiciones y aparecen por cualquier lado. Raúl está atento a todo y Benzema, como dice Valdano, es un «delantero de toda la cancha». A diferencia de otros delanteros, que cuando salen del área se encuentran en el desierto, el francés vive muy cómodo ayudando al fútbol de su equipo. Ronaldo tuvo más detalles individuales, pero menos presencia en el juego. Cuando tiene el balón, puede sorprender con cualquier acción. Nunca sabes qué va a hacer con sus piernas. Aún le falta hacerse notar, acabar las diagonales que comienza. No es preocupante. Ayer sólo fue el segundo partido.Como al futbolista portugués, al Madrid le falta engrasarse. Pellegrini insiste a los jugadores en que jueguen rápido, a tres toques como mucho: uno para recibir, otro para colocarse y el pase. Pero para conseguirlo se necesita tiempo, que los nuevos se acoplen y que los que ya estaban cambien sus antiguas costumbres. Uno de los antiguos es Drenthe, ayer titular por delante de Marcelo. Las sensaciones, pese al empate no fueron malas. Sobre todo en la primera mitad. Hubo momentos en el que el Real Madrid jugó rápido y con decisión, cuando dominó el partido y encerró al rival. Fue cuando mejor jugó Sneijder, un futbolista que ha convencido a Pellegrini y que puede convertirse en un jugador importante en el equipo si juega al nivel de su primera temporada. Tiene socios que juegan como él y puede sentirse a gusto.El Al Ittihad sufrió algo en la primera mitad, pero vivió más cómodo en la segunda. El gol del Madrid le hizo relajarse y los árabes aprovecharon su oportunidad para empatar. Pellegrini hizo los cambios y a diferencia de otros años, el nombre de los suplentes, no suponen una caída de calidad. Se marchó Gago y salió Guti, se fue Ronaldo y saltó Robben. Quitó a Benzema y fue Higuaín quien jugó. Y Granero sustituyó a Sneijder. El plan suena bien y eso ya es una buena noticia.

El Bayern, contra RiberyEn el Bayern empiezan a estar cansados de que Ribery tenga tantas ganas de irse al Real Madrid antes de que empiece la temporada. Ayer fue Beckenbauer el que estalló. Para el «Kaiser» el jugador francés se ha aprovechado del equipo bávaro «para hacerse un nombre».Según las declaraciones de un enfadado Beckenbauer, «a Ribéry, el Bayern le importa un bledo, se trata de un francés en Múnich», indicó. Y es que la posible marcha del galo al Real Madrid está siendo el culebrón del verano en la Bundesliga. Las supuestas ampollas que impiden al futbolista entrenarse con sus compañeros no han sentado nada bien en el entorno del Bayern y eso se ha notado en las palabras de su presidente.Sobre la posibilidad de que Ribéry decida romper el contrato que le vincula al conjunto bávaro para marcharse al Real Madrid, el «Kaiser» se mostró escéptico. «¿Por qué iba a firmar un contrato por cuatro años si sólo quiere quedarse tres?»