Ricas y amazonas

La ciudad del Turia, que se estrenaba como gran sede de la hípica internacional, ha convivido durante estos días con los mejores jinetes del planeta. 

Athina Onassis puede volver a casa contenta, y no sólo porque ha pasado tres días en Valencia practicando su deporte preferido, la hípica, sino porque además los resultados la han acompañado. La millonaria joven logró ayer su primer pódium en las pruebas que ha acogido la Ciudad de las Artes y la Ciencias en el marco de la Global Champions Tour. La griega salió a la pista sin arriesgar y, ante la mirada emocionada de su marido, el también jinete Álvaro Miranda, se aseguró un tercer puesto con su caballo, Welcome du Petit Vivier. Y lo hacía después de asistir la noche del sábado a la cena homenaje a la Infanta Doña Pilar. Un encuentro informal que no se alargó, debido a que la mayoría de los 300 asistentes debía volver por la mañana a la pista.

 

Más de 9.000 personas

 

La de ayer también fue una jornada dedicada al ver y ser vistos, al disfrute y al deporte, que al final es de lo que se trata. Una competición que, un día más, tuvieron ocasión de seguir más de trescientos cincuenta invitados «vip» desde la exclusiva zona de carpas. En el «catering» del Grupo El Alto había emparedados de salmón, bizcochos de pasas, galletas gigantes, deconstrucción de gazpacho y paella valenciana para el almuerzo. Por la tarde, la merienda fue más ligera, a base de una selección de fiambres y «muffins».

 

Más allá de los 350 privilegiados, entre los que se encontraban Carlota Casiraghi, Cayetano Martínez de Irujo, Marta Ortega, heredera del imperio Inditex, y Mar Saura, otras 9.000 personas han podido disfrutar de la cita. Tanto, que la consejera de Cultura y Deporte, Trini Miró, calificó de «acierto» la decisión de celebrar la competición en Valencia. Pero, después de un frenético fin de semana de competiciones, la ciudad no recobrará su normalidad hasta el próximo jueves, cuando se retiren la arena, las tiendas y las gradas. A última hora de ayer, nada más terminar la última prueba del CSI Cinco Estrellas, los operarios desmontaban el circuito, situado en el lago del Museo Príncipe Felipe.

 

Valencia se despide así de la Fórmula 1 de la hípica con la máxima nota. La Organización del Global Champions Tour (GCT), los jinetes y los visitantes se han quedado maravillados con el «inigualable» escenario. El presidente del GCT, Jan Tops, destacó la gran respuesta obtenida: «A pesar de que Valencia no se caracteriza por una tradición hípica consolidada, me satisface el apoyo masivo que hemos obtenido con la primera edición de este certamen».Más allá de las carrerasEl «glamour» también se ha apoderado de Valencia este fin de semana gracias al enorme poder de convocatoria del Gran Premio de España de Hípica. Así, la noche del sábado sirvió para rendir homenaje a la Infanta Pilar en presencia de la Infanta Elena y con la asistencia de numerosos invitados, como Arantxa Quiroga, presidenta del Parlamento Vasco (en la imagen), junto a su esposo, Álvaro Arrieta, Cayetano Martínez de Irujo, Simoneta Gómez-Acebo y el ex jinete olímpico Javier Revuelta.