Saber sufrir

La Razón
La Razón FOTO: La Razón

Un médico de un gran centro de recuperación para tetrapléjicos afirma:

– «La minusvalía no debe subir jamás a la mente. La silla puede estar pegada al cuerpo, pero jamás, a la dimensión interior de la persona».

– Saber sufrir... es liberarse de la amargura y de la turbación interior.

– Saber sufrir... es saber transformar el desasosiego en paz.

– Saber sufrir… es disminuir el sufrimiento propio, es acrecentar la virtud y saber restañar las heridas ajenas.

– El mallorquín Joan Alcover sugería: «Llora; mas no te entregues abatido al duelo de tus íntimas querellas… Sea tu corazón hierro batido... que arroja al viento un chorro de centellas».

– Saber sufrir... fortalece física y moralmente a la persona.

– Sabe sufrir y vive mejor... quien pone su fe y su esperanza en Dios.

El intelectual y hombre de espíritu monseñor Von Keppler decía: «Saber sufrir, saber padecer... es el arte más importante, aunque difícil, de la vida».

– San Francisco de Sales escribía: «En medio de las pruebas, que vuestra alma sea como el ruiseñor que canta posado... desde un manojo de espinas».

– San Juan de la Cruz enseñaba: «Aprendan a padecer... imiten al Hijo de Dios... ¿Qué sabe, el que no sabe padecer por Cristo?».