Sarkozy destaca que EEUU ha optado por la ruptura que encarna Obama

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, resaltó hoy durante la reunión del Consejo de Ministros que en las elecciones norteamericanas celebradas ayer para elegir al nuevo inquilino de la Casa Blanca "es el cambio el que ha ganado", según explicó en rueda de prensa el portavoz del Gobierno, Luc Chatel, quien informó de que el equipo del presidente galo se ha puesto en contacto con el del senador Barack Obama para que ambos puedan mantener una conversación telefónica esta misma tarde.

 "Una vez más, sea cual sea el país, sea cual sea la región del mundo, es el cambio el que ha ganado. Obama había encarnado en esta campaña la ruptura y América eligió ayer la ruptura", señaló Sarkozy ante los miembros del Ejecutivo. También puso de relieve que Estados Unidos había vivido una "admirable"campaña presidencial con una tasa de participación récord entre "el hijo de un inmigrante keniano", por un lado, y "el héroe de guerra"que era John McCain.
Según Sarkozy lo vivido en Estados Unidos ha traducido la "capacidad de la democracia americana para renovarse y regenerarse", al tiempo que indicó que el nuevo presidente, Barack Obama, había entendido que "América tenía que mirar de nuevo hacia el mundo"por lo que Francia entiende que habrá "indiscutiblemente"oportunidades para reforzar el vínculo transatlántico. CUMBRE DEL G-20
Por otra parte, el portavoz del Gobierno aseguró que las elecciones de la pasada madrugada al otro lado del Atlántico no cambian "en nada"el proceso que se había iniciado para organizar la cumbre que deberá aportar soluciones a la crisis financiera internacional que tendrá lugar en Washington el próximo 15 de noviembre.
Así, recordó que lo que estaba previsto desde el principio es que en la cumbre participara el presidente en ejercicio de Estados Unidos, es decir George W. Bush, que lo será hasta enero, asistido por consejeros del presidente electo. "Todo esto estaba previsto antes de la elección y es el presidente en ejercicio el que asistirá", remachó Chatel.
En cuanto a si merece la pena celebrar esta reunión antes de la entrada en funciones de la nueva administración norteamericana, el portavoz gubernamental insistió en que el calendario se fijó "con conocimiento de causa"y que la comunidad internacional quería que las decisiones se tomaran "rápidamente"organizando una cumbre antes de finales de año para responder a la crisis financiera.
En todo caso, recordó que la previsión es celebrar una "serie de conferencias internacionales"para hablar no sólo de la crisis financiera sino de la política monetaria o la refundación de los organismos internacionales.
"Lo que ha dicho la presidencia francesa (de la Unión Europea) es que haya un seguimiento, es decir que haya una coordinación de la política económica europea que sea sin duda más fuerte. Esto es lo que se ha propuesto. Punto", resumió Chatel cortando de raíz la polémica sobre la supuesta pretensión de Sarkozy de asumir el liderazgo del Eurogrupo una vez finalizada la presidencia gala.