Europa

Solbes considera «muy grave» la situación de Caja Madrid pero descarta la intervención

El vicepresidente segundo y ministro de Economía y Hacienda, Pedro Solbes, consideró hoy "muy grave"la situación que atraviesa Caja Madrid, pero dejó claro que el Gobierno no se plantea ningún intervención en la entidad.
Antes de entrar a la reunión del Ecofin (ministros de Finanzas de la UE), Solbes reconoció que le preocupa "mucho"que, en un momento como el actual, la cuarta entidad financiera española esté sometida "a presencia pública permanente que no le hace ningún bien por intereses personales de unos y otros".
"Me parece muy grave", dijo el ministro, quien recalcó que "en ese sentido me preocupa, pero no en otros sentidos".
Descartó, por eso, cualquier intervención de la caja por el Banco de España y explicó que lo único que debe hacer la autoridad supervisora es controlar los elementos financieros de la entidad, "cosa que está haciendo, como con todos los bancos".

PLANES BANCARIOS.

Por otra parte, el vicepresidente del Gobierno dijo que España no necesita de momento un segundo plan bancario similar al aprobado por Reino Unido para reforzar la estabilidad de los bancos y normalizar el crédito porque ni siquiera ha recurrido al primero, las recapitalizaciones realizadas por otros países de la UE, sino que se ha limitado a los avales de la deuda y las garantías. Pero no descartó que sea necesario adoptar nuevas medidas para normalizar el crédito. 
"No hemos tenido todavía ni siquiera el primero", dijo Solbes al ser preguntado por la posibilidad de un segundo plan bancario en España. "Lo que hemos tenido son los avales y las garantías pero no hemos tenido recapitalizaciones de momento", señaló.
"Lo cual no quiere decir que no sigamos con interés lo que están haciendo todos los países de Europa y fuera de Europa, porque lo que sí necesitamos, como otros países, es que el crédito fluya a las empresas y a las familias lo más rápidamente posible y en las mejores condiciones posibles. Cualquier idea que pueda favorecer esa normalización del crédito es buena", enfatizó.
El vicepresidente repitió que le parece "exagerada"la previsión de la Comisión Europea publicada este lunes de que el paro en España llegará al 18,7% en 2010. "No creo que corresponda a los datos, por lo menos con los que nosotros estamos jugando en este momento", afirmó.
Insistió en que las diferencias entre las previsiones de España y las del Ejecutivo comunitario para 2010 se deben a que hay "mucha más incertidumbre". 
"Nuestro trabajo consiste en ir detectando la situación con la mejor fórmula posible y desde luego ir tomando medidas. Yo creo que con las críticas estas generalizadas no se arreglan los problemas del país", señaló, en referencia a la petición del PP de que se le destituya como vicepresidente económico.