Telecinco dicta sentencia

ESTRENO / LA CADENA PONE EN MARCHA HOY «DE BUENA LEY» PARA ACELERAR LITIGIOS MENORES

Para los que dicen que la Justicia es lenta. Para los que quieren resolver sus problemas sin pasar por un juzgado. Para los que no pueden pagar un abogado. Para todos ellos pone en marcha hoy Telecinco «De buena ley», programa que en cada edición mostrará el proceso de resolución de un litigio, que arbitrará el letrado Gustavo Larraz, doctor en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid y miembro de número de la International Academy of Trial Lawyers. La presentación correrá a cargo de Sandra Barneda, en su segundo trabajo para la casa tras el fallido de «La séptima silla» (una emisión tan sólo, pero del que dice que «con ajustes podría haber triunfado»), acompañada en esa labor por Alberto Herrera («El buscador de historias»). Formato con público Para la periodista, la principal diferencia entre este formato, adaptación del italiano «Forum», y «Veredicto», el espacio que en 1994 estreno Ana Rosa Quintana en su debut en Telecinco, radica en que «nosotros contamos con un tercer pilar: el debate popular entre las 80 personas del público, que también analizarán el caso mientras el letrado dictamina». Eso sí, la presentadora precisa que «no es un juicio, sino un arbitraje, una figura que en España, aunque existe, no se usa mucho, todo lo contrario que en EE UU y el Reino Unido». Según ella, más que ayudar a la Justicia, lo que pretende el programa es «echar una mano a la sociedad, que sepa que hay instrumentos que puede utilizar, porque la Justicia contempla el arbitraje y para ella tiene validez en caso de litigio». Claro que el programa no va a profundizar en casos penales, «los asuntos delicados no los vamos a tratar, sólo todo lo civil, como una disputa por una herencia, un despido improcedente... todos los casos muy cercanos a la gente». «De buena ley» tendrá que competir, a las 14:30 horas, con «Los Simpson» y «Corazón», pero Sandra Barneda no cree que el horario sea más complicado que otros: «Ahora estamos en un momento complicado y la competencia es difícil en cualquier horario, pero no quiero partir del miedo».