Trabajadores de Tioxide acampan contra los ERE

Trabajadores de Tioxide acampan contra los ERE
Trabajadores de Tioxide acampan contra los ERE

HUELVA- Unos cuarenta trabajadores de la plantilla de Tioxide acamparon ayer ante las puertas de la factoría, ubicada en el Polo Químico de Huelva, tras el vencimiento el pasado miércoles del plazo dado a la patronal para que retire los dos últimos Expedientes de Regulación de Empleo (ERE) y reestructure la plantilla de una forma «no traumática y con bajas pactadas». De hecho, acamparon para quedarse, al menos hasta que la dirección «conteste». En este sentido, el presidente del comité de empresas y delegado de CC OO, Pedro Castilleja, explicó que la medida tiene carácter «permanente» y que esperan que con ella la dirección de la química desbloquee las negociaciones «paradas» actualmente.Desde esa perspectiva, Castilleja puntualizó que «a priori» la acampada la llevarán a cabo los miembros del comité de empresa, a los que se irán sumando trabajadores en función de sus posibilidades y de su jornada laboral. Según dijo, los protagonistas de la medida de presión se quedarán allí «a vivir» sin saber cuánto tiempo «hasta que la empresa modifique sus condiciones».Tioxide ha presentado un ERE de extinción de contrato que afecta a 80 empleados de la factoría y otro de carácter temporal que afecta al 60 por ciento de la plantilla restante, para la que la dirección propone que cobren el sesenta por ciento del suelo actual, algo que el comité de empresa considera «insuficiente».Para Castilleja, el acuerdo pasaría por una reestructuración de la plantilla que sea «lo menos traumática y perjudicial para los trabajadores». Para lograrlo han presentado una propuesta en la que se incluye una congelación salarial para este año y de la que aseveran no «modificarán ni una coma» porque la empresa tiene beneficios. Desde esa óptica, aseguró que «los ánimos están muy fuertes» entre los trabajadores por lo que quiso dejar claro que «se actuará sin fisura». Con todo señaló que «hay que entender que no todo el mundo puede abandonar su casa», así como que la plantilla «se irá incorporando en función de sus descansos».