Un mundo cuarentón y otras tendencias para este año

Barack Obama llevará a la «generación Cusper» al poder. Miles de pioneros verdes se mudarán a una «ecociudad». Y arrasará la industria de la reinvención personal. Así será el nuevo año según los «futurólogos» más influyentes.

Un mundo cuarentón y otras tendencias para este año
Un mundo cuarentón y otras tendencias para este año

LA CRISIS DE LOS 40. Ellas preferirían que no lo dijéramos tan alto, pero Cate Blanchett, Jennifer Lopez, Renée Zellweger, Catherine Zeta-Jones y Jennifer Aniston tienen algo en común: las cinco cumplirán los 40 en 2009. De todas formas, no soplarán las velas ellas solas: este año, la edad media de los países industrializados también cruzará esta frontera por primera vez. Y esta crisis de los 40 nos afectará a todos a la vez. Según el Banco Mundial, la población laboral europea acaba de tocar techo y emprenderá su largo declive en 2009: es decir, cada vez habrá menos trabajadores para más pensionistas. ¿El lado positivo? La «industria de la edad» se convertirá en uno de los nichos laborales más fértiles, con miles de agencias y «think tanks» a la caza de ideas para exprimir nuestra disparada esperanza de vida.

2.-TRIUNFAN LOS «CUSPERS». Con la jubilación de George Bush decimos adiós a los «baby boomers» que llevan veinte años aferrados al poder. Y de la mano de Barack Obama llega una nueva hornada de líderes: los «cuspers». «Ellos no tienen ni el idealismo narcisista de quienes crecieron en los 60 ni el materialismo cínico de la "generación X", que se educó en los 80», explica Marian Salzman, la cazadora de tendencias que popularizó la «metrosexualidad» y que ha detectado este movimiento. ¿Otros «cuspers» en pleno apogeo? Nicolas Sarkozy, Angela Merkel y, ya fuera de la política, Bono, de U2.
3.- LOS CONSEJEROS «VERDES». Ahorrar energía está bien; ahorrar dinero, todavía mejor. Por eso, una de las profesiones al alza será la de «eco-consejero». Cada vez más expertos asesoran a las familias que quieren dar un giro «verde» a sus vidas. Unos te enseñan trucos de conducción para consumir menos gasolina; otras hacen «auditorías» para detectar derroches en el hogar o te ayudan a instalar paneles solares y vender el sobrante energético. «Estos recortes son buenos para el medio ambiente y también te permiten ahorrar, un factor crucial en este año », asegura Reinier Evans, director de Trendwatching.com, una influyente agencia «cazatendencias».

4.-LA RED DE SEGURIDAD. Que nadie acuse a Richard Lamb de pesimista: para este futurólogo, la crisis nos abrirá los ojos. En un mundo en constante revolución, redescubriremos el valor de la sencillez. Tras años de viajes exóticos y comilonas galácticas, toca quedarse en casa con la familia o, como mucho, el bar de la esquina. «Cuando el cambio es la única constante, sufrimos un estrés que nos lleva a ansiar lo cotidiano», explica Lamb. «Por eso, buscaremos una red de seguridad y ansiaremos la sensación de estar protegido de los elementos en casa».

5.- MARCAS DE TODA LA VIDA. El 29 de septiembre, las Bolsas se hundieron tras el rechazo del Congreso de EEUU al plan de rescate económico de Bush. Pero la matanza de Wall Street no impidió que las acciones de una empresa subieran de precio: las de Campbell Soup. Según «The Economist», sus latas rojiblancas encarnan el tipo de marca que prosperará en los próximos meses: las que indiquen buena calidad, sentido común y precio moderado. «Los desmanes empresariales hacen que la gente sea cada vez más escéptica sobre los mensajes de las marcas, ya vendan champú o planes de pensiones», explica Ann Mack, directora de «cazatendencias» de la agencia JWT. «La gente exige autenticidad y los publicistas se dejarán la piel para demostrar que las suyas son auténticas».

6.-MÁS ALLÁ DEL CRÉDITO. La recesión ha liquidado la era del «consumo, luego existo». Y con ella ha desaparecido la principal fuente de la prosperidad mundial. El propio Barack Obama lo admitió en una reciente entrevista. «En los últimos 20 años dopamos la economía con crédito barato, pero ese motor de crecimiento económico no estará ahí los próximos 20», reflexionó. De ahí que Marian Salzman augure que en 2009 asistiremos al nacimiento de un modelo «post-consumista». «Los recursos se desplazarán de los sectores volcados en el consumidor a otros centrados en los retos a largos plazo, como las energías renovables, la eficiencia energética o la gestión del agua», predice. «Estos sectores se volverán opciones atractivas para los jóvenes ambiciosos que antes se dedicaban a las finanzas».

7.-REINVENCIÓN LABORAL. La recesión alterará la trayectoria laboral de medio mundo. Millones de trabajadores ya rozaban la jubilación, pero el colapso de los fondos de pensiones les forzará a seguir madrugando cada mañana. Otros muchos se toparán con un «descanso» obligatorio que les animará a replantearse sus vidas. ¿Les gusta su sector? ¿Se sienten realizados? ¿Sólo trabajan por dinero? De ahí que Ann Mack prediga una «edad de oro» para la industria de la reinvención. Se disparará la demanda de másters y cursos de formación. Triunfarán las páginas de contactos profesionales como Xing o LinkedIn. Los despachos de los consejeros profesionales estarán repletos. Y millones de personas descubrirán una nueva vocación que, quién sabe, quizá cambie sus vidas para siempre.

8.-VIVO EN UNA «ECOCIUDAD». Hace siglos, las potencias emergentes mostraban su poderío con castillos amurallados. Ahora, sacan pecho construyendo «ecociudades». China tiene varias en el horno, pero la primera que se inaugurará será Masdar City, el «caprichito verde» de los príncipes Abu Dabi. Este año se instalarán los primeros vecinos y, a la larga, allí vivirán 50.000 personas. Esta mini-ciudad se alimentará de energías renovables y reducirá al mínimo sus emisiones de carbono. Y, por si fuera poco, será un placer para los sentidos: el diseño corre a cargo del despacho de Norman Foster.

9.-EL MÓVIL ES TU VIDA. Uno de los productos más deseados del año será el G1, el primer teléfono desarrollado con «software» de Google. Será un paso más en una tendencia imparable: la transformación del móvil en el centro de nuestra vida digital. Con terminales cada vez más potentes, el ordenador se irá volviendo prescindible. Así, nos convertiremos en «nómadas digitales» conectados a la Red de forma permanente. Y el teléfono será nuestro único equipaje: con él tomaremos fotos, escucharemos música, mandaremos emails e, incluso, pagaremos nuestras compras, en vez de recurrir a las tarjetas. «Además, los móviles reforzarán nuestros vínculos con nuestros amigos», explica el futurólogo Ian Pearson. «Su pantalla te mostrará dónde están y, si se encuentran cerca, puedes quedar con ellos».

10.-EL FINAL FELIZ. Mientras el sistema económico se desploma sobre nuestras cabezas, la próxima generación de multimillonarios ya está en marcha. En vez de lamentarse, se dedican a idear los proyectos empresariales que dominarán el futuro. Son las ventajas de la «destrucción creativa» de Schumpeter: las compañías más imaginativas surgen en los tiempos de recesión. Y dentro de poco veremos los resultados. «Es un gran momento para la innovación», dice Reinier Evans. «Los presupuestos están menguando y los ingresos de los negocios tradicionales no paran de caer. Así, en 2009 triunfarán los profesionales más creativos de todos los ámbitos».