Unos 1200 soldados con tanquetas y helicópteros controlan una cárcel en Caracas

Más de 1.200 soldados de la policía militarizada de Venezuela, con apoyo de tanquetas y helicópteros, ocuparon hoy la cárcel de Yare, en las afueras de Caracas, donde hallaron dos cadáveres ocultos, diversas armas y droga. Ysmel Serrano, director de Custodia y Rehabilitación del Recluso del Ministerio del Interior de Justicia, dijo a los periodistas en una rueda de prensa celebrada en la cárcel que la operación militar comenzó hacia la medianoche. Doce horas después, sostuvo, "el parte de guerra parcial"registra el hallazgo de los cuerpos de dos presos asesinados por sus compañeros y ocultados entre unas paredes. También dio cuenta de la requisa de una sub ametralladora, varias granadas, cinco escopetas, tres revólveres, munición de diversos calibre, armas blancas y sustancias psicotrópicas, así como el auxilio médica a siete reclusos heridos "hace más de 24 horas"en riñas que son habituales en las prisiones del país. "Ha sido una operación limpia, impecable, la cumplida en Yare, uno de los centros penitenciarios más violentos del país, con la acción de más de 1.200 (miembros de la) Guardia Nacional (GN, policía militarizada) apoyados por tanquetas y helicópteros, siempre garantizando los derechos humanos", subrayó Serrano. "El grupo de elite de la GN se mantendrá en el lugar el tiempo necesario hasta garantizar que no haya más armas", añadió y aseguró que la acción fue pedida y celebrada por familiares de los reclusos. El pasado martes, reveló, los miembros de una organización de familiares de los presos "fueron sacados a tiros y piedras"de Yare por los integrantes "de las mafias de droga y armas"que controlaban el recinto y que tenían "bajo terror"a la mayoría de los 1.500 presos recluidos allí. Estas mafias, agregó Serrano, asesinaron recientemente a un miembro de la GN y a otros nueve presos, "e incluso a uno de ellos lo mutilaron". El sistema penitenciario de Venezuela, considerado uno de los más violentos de Latinoamérica, está constituido por 29 penales y 16 internados penitenciarios, que albergan a un total de 20.000 reclusos, según datos oficiales. La Organización No Gubernamental Observatorio Venezolano de Prisiones contabilizó 320 asesinatos de presos entre enero y octubre de 2008, frente a los 498 de todo el año precedente. El Gobierno venezolano creó en octubre pasado el llamado Consejo Superior Penitenciario para intentar "resolver de manera rápida y efectiva los problemas"que se registran en los penales del país, últimamente con "autosecuestros"de familiares de los presos. El pasado 28 de abril concluyó un "autosecuestro"masivo que durante nueve días involucró a nueve cárceles, en exigencia de la modificación de normas del Código Orgánico Procesal Penal (COPP). Serrano explicó ese día que reclusos y familiares dieron "una tregua"en espera de que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) se pronuncie sobre un "recurso de nulidad"de un artículo del COPP que niega la aplicación de "beneficios procesales"a presos reincidentes en actos delictivos, lo que aún no sucede.