Fútbol

Vaya defensa

La Razón
La RazónLa Razón

os jugadores velocistas alcanzaron respeto cuando Paco Gento, además de ganarles las carreras a los defensas,demostró que sabía tocar la pelota con precisión. Muchas veces, decir que un futbolista era rápido casi significaba que no tenía otros valores. Ayer Rosenberg hizo exhibición de velocista y el mérito aumenta cuando se corre con el balón en los pies. Rosenberg cogió el balón en su campo y aceleró. En el trayecto hacia la portería tuvo como acompañante, sin molestarle, a Gago. En la banda no apareció Marcelo, como era su obligación, se quedó por el camino Metzelder y cuando el atacante mandó el balón al centro del área, a Sanogo, tampoco intervino con acierto Pepe. Fue la carrera de la noche culminada con un gol que puso al Werder en ventaja . Antes, el propio Rosenberg había batido a Casillas y Robinho, quien se atrevió a disparar desde fuera del área, había empatado.

Marcelo nunca estuvo en su puesto y el tercer gol llegó también por su lado. Fallaron los centrales y, además, el equipo no poseyó el balón con autoridad. El Werder jugó a mayor velocidad con la que fundamentó la victoria y el Madrid mantuvo la tradición de perder en Alemania. De veintidós partidos, una victoria.El antirrécord.