“El coronavirus estará entre nosotros los próximos años”

La investigadora Michal Linial, de la Universidad Hebrea de Jerusalén, asegura que Estados Unidos se enfrenta a un gran desafío debido a la “pobre cobertura de su sistema sanitario”

New York Coronavirus Econmic Impact
Un hombre con una máscara camina por Nueva YorkJUSTIN LANEEFE

Hace unos días, unos 100 funcionarios y parlamentarios de 15 países europeos se unieron en una conferencia online con los principales expertos en salud israelíes para abordar el desafío de la pandemia de COVID-19. En ese grupo de expertos estaba la profesora de bioquímica y bioinformática de la Universidad Hebrea de Jerusalem Michal Linial. En un intercambio de emails con LA RAZÓN, la investigadora explica algunas de las claves para vencer la pandemia del coronavirus.

Un estudio en el que Linial ha participado estos días revela que el nuevo coronavirus se une con más fuerza al interior de la célula humana y que resultará más difícil separarlo de ellas. Por este motivo, concluye el análisis, será más difícil desarrollar un medicamento efectivo.

La mortalidad en España e Italia es 40 veces superior a la de China. ¿Qué respuestas hay?

Alemania tiene 18 veces menos muertes por coronavirus en relación con Italia. Sin comparar con China. Hay muchos factores, algunos dependen de cómo actúan los gobiernos y de cómo responde la sociedad, además de otros factores como son la fortaleza de cada sistema sanitario.

Estados Unidos parece ahora el próximo epicentro de la pandemia. ¿Puede colapsar su sistema sanitario?

En Estados Unidos los desafíos son mayores que en cualquier otro país debido a la pobre cobertura que ofrece su sistema sanitario y a que, de forma simplificada, es un sistema para ricos. Sin embargo, dado que es un país enorme con una voluntad de hierro, la lucha contra “el virus chino”, tal y como lo llama Donald Trump, podría convertirse en un motivo de orgullo nacional. Por otro lado, el golpe del virus a la maquinaria económica en un país que no posee el valor de la solidaridad es una mala combinación.

¿La pandemia se hubiera controlado mejor si China hubiera dicho la verdad desde un principio?

Creo que China, como cualquier país, dudaba un poco al principio, pero compartir la información (con dos semanas de retraso) fue algo muy importante. La secuencia completa del virus se anunció el 7 de enero y estuvo disponible para toda la comunidad de investigadores y de biotecnología. También tenemos que aprender mucho de la forma en que manejan la crisis. Aún así, cualquier contacto con animales salvajes no es una opción viable y es algo que se tiene que cumplir en todo el mundo.

China afirma que ya no tiene casos nuevos locales. ¿Es totalmente creíble?

China ha informado de un número de casos positivos bajos. Pero los números no son importantes, ya que en cada país tienen unos estándares diferentes de lo que es una muerte provocada por coronavirus. No hay duda de que en China bloquearon el tsunami de la epidemia y de que se está moviendo hacia una fase diferente. El resto del mundo aún no está en ese punto.

¿Qué puede enseñar China al resto del mundo sobre la gestión del coronavirus?

Todo. El aislamiento (la mejor forma de controlar las enfermedades a lo largo de la historia de la humanidad) es la clave para evitar el colapso de los sistemas de salud. Ningún sistema sanitario puede asumir enfermos a una escala así sin control logístico. Esto es especialmente importante para países pequeños y medianos.

La experiencia de Italia muestra que la cuarentena da un resultado muy lento para disminuir las infecciones y algunos creen que no podría ser suficiente para derrotar totalmente al coronavirus. ¿Necesitamos confinamientos más agresivos en países como España e Italia?

El número de infectados en Israel es algo alentador debido a que la normativa restrictiva se hizo más severa en las últimas horas. No se pueden hacer reuniones con más de dos personas, no hay bodas ni funerales, no se puede rezar en grupo, etc. Creo que hasta que se controle el número de contagios debemos estar en el aislamiento más extremo posible. Es difícil mantener una situación así en un país sin un fuerte apoyo social.

Wuhan tardó dos meses de severa cuarentena en llegar a cero contagios. ¿Los confinamientos más flexibles de los países occidentales requerirán cuarentenas más largas?

En Israel el aislamiento va a ser muy duro (eso espero), así que en pocos meses estaremos bien. El clima cálido, el calor, también es un factor que puede ayudar

¿Cómo se combatieron las pandemias en otras épocas?

Hace cien años años, cuando la gripe española, dos ciudades de Estados Unidos se enfrentaron a aquella pandemia de forma diferente con resultados muy distintos en los índices de supervivencia. La infección solo se controló con 1) acciones que sólo pueden adoptarse en países no democráticos, 2) un fuerte aislamiento social y 3) lo más importante, una gestión de la crisis a nivel inteligente a nivel nacional.

¿Algunos gobiernos occidentales tardaron en tomar medidas severas para frenar el virus?

No hay duda al respecto. El problema es que la gente no está en sintonía con tales medidas. Si el Gobierno dice que no salgas de casa y el 20% de la gente no lo toma en serio, ¡no hay forma de que ninguna medida funcione! Así que el comportamiento de la gente y la confianza de las personas es la clave! También compartir información en lugar de “ocultarla”, esa es una cuestión fundamental para generar confianza ciudadana. En Israel, lamentablemente, tenemos un poco más de experiencia en crisis.

¿Es más letal el COVID-19 que otros virus como el SARS o el MERS?

Resumiendo, el COVID-19 es más “bueno” que los otros dos. El virus del MERS mató al 36% de las personas que lo contrajeron y el SARS mató al 9,6%. El SARS-Cov-2 (o COVID-19) es más efectivo en la propagación pero solo acaba matando al 1%-2% de las personas que se infectan, así que desde la perspectiva del virus es mucho mejor.

¿Por qué es más benigno con los niños que con los adultos?

Hay solo algunas teorías al respecto, pero probablemente este dato esté relacionado con la maduración del sistema inmunológico de los niños (principalmente del sistema innato) y quizá con la distribución y la cantidad de la proteína ACE2.

¿Volveremos a sufrir los efectos de una segunda oleada de coronavirus el próximo otoño?

Probablemente sí. El coronavirus estará con nosotros los próximos años, pero será algo manejable con medicinas, vacunas y un cambio en el la actitud de la gente dirigido al acatamiento de las normas.