Una mujer de 20 años muere por segunda vez dos meses después de ser encontrada viva en la morgue

El abogado de la familia cree que el error médico privó a la joven de la atención necesaria eso le ha provocado su fallecimiento

In this undated family photo provided by Erica Lattimore through Fieger Law shows her daughter, Timesha Beauchamp with her brother Steven Thompson in Southfield, Mich. Timesha Beauchamp died Sunday, Oct. 18, 2020 at Children’s Hospital in Detroit, Geoffrey Fieger said in a news release. Beauchamp was declared dead only to be found alive at a funeral home in August. She had been hospitalized in critical condition ever since. (Courtesy Erica Lattimore through Fieger Law via AP)
In this undated family photo provided by Erica Lattimore through Fieger Law shows her daughter, Timesha Beauchamp with her brother Steven Thompson in Southfield, Mich. Timesha Beauchamp died Sunday, Oct. 18, 2020 at Children’s Hospital in Detroit, Geoffrey Fieger said in a news release. Beauchamp was declared dead only to be found alive at a funeral home in August. She had been hospitalized in critical condition ever since. (Courtesy Erica Lattimore through Fieger Law via AP)Erica LattimoreAP

Timesha Beauchamp, de 20 años, falleció el pasado domingo dos meses después de que fuera declarada muerta y rescatada de una funeraria de Detroit (EE UU) antes de ser embalsamada.

El abogado de la familia, Geoffrey Fieger, explicó que la muerte se produjo debido a los daños sufridos en agosto, cuando fue declarada muerta por primera vez. Fieger dijo que murió de a causa del daño cerebral masivo sufrido en verano cuando los médicos decidieron retirarle el oxígeno al pensar que había muerto.

El 23 de agosto, Timesha fue trasladado de urgencia al hospital después de haber sufrido un paro cardiaco. Cuando llegaron los servicios médicos, la joven no respiraba y le realizaron RCP y “otros métodos para revivirla durante 30 minutos”, dijo el Departamento de Bomberos de Southfield en un comunicado. Como no lograron recuperarla, los servicios de emergencias determinaron que no tenía signos vitales y que había muerto.

Por ello, fue trasladada a la funeraria. Allí un policía vio cómo la bolsa que contenía el cuerpo de la joven se movía. Al requerir la presencia de los bomberos, indicaron que los movimientos eran efectos secundarios de la medicación que le habían dado".

“Es una de las peores pesadillas que puede tener una persona, que llamen a una ambulancia y, en cambio, lo envíen a una funeraria en una bolsa para cadáveres”, comentó Fieger, que añadió: “La funeraria abrió la cremallera de la bolsa para cadáveres, literalmente, eso es lo que le pasó a Timesha, y la vio viva con los ojos abiertos”. “Estaban a punto de embalsamarla, lo cual es más aterrador todavía”, afirmó.

Los bomberos locales dijeron: “Debido a que no había indicios de juego sucio, según el procedimiento operativo estándar, se contactó a la Oficina del Médico Forense del Condado de Oakland y se le proporcionaron los datos médicos”.

“Se determinó nuevamente que el paciente había fallecido y el cuerpo fue entregado directamente a la familia para que hiciera los arreglos necesarios con la funeraria de su elección”, informaron.

Según Fieger, la parálisis cerebral de Timesha podría haber sido un posible factor para que los miembros del equipo de emergencias la declararan muerta por error. Ahora, los técnicos y médicos de Southfield que respondieron a la llamada de Emergencias podrían ser sancionados y perder sus licencias.