Trump prohíbe a empresas de EEUU invertir en compañías militares chinas

Es la primera decision importante del presidente hacia China desde que perdió ante Joe Biden

Una bandera china junto a una cámara de seguridad de la empresa Hikvision, afectada por la orden de TrumpMark SchiefelbeinAP

El presidente Donald Trump ha intensificado un conflicto con China sobre seguridad y tecnología al emitir una orden que prohíbe a los estadounidenses invertir en empresas que sean propiedad o están controlados por el Ejército chino. El impacto de la orden del jueves no está claro pero podría aumentar la presión sobre empresas, incluido el gigante de las telecomunicaciones Huawei y el proveedor de videovigilancia Hikvision, que ya se enfrentan en EE UU prohibiciones de exportación y otras sanciones.

Es la primera acción importante de Trump hacia China desde que perdió su intento de reelección ante Joe Biden. Los economistas y analistas políticos han dicho que incluso si Trump fuera derrotado, es probable que emprenda más acciones en Pekín antes de dejar el cargo el 20 de enero. Los analistas políticos esperan pocos cambios en la política bajo el mandato de Biden debido a la frustración generalizada relativa a antecedentes comerciales y derechos humanos de China y las acusaciones de espionaje y robo de tecnología.

La orden del jueves se queja de que las empresas tenían como objetivo “apoyar directamente” al aparato militar, de inteligencia y de seguridad chino y mantiene que Pekín “explota a los inversores estadounidenses” para financiar el desarrollo militar mediante la venta de valores en los mercados financieros estadounidenses y extranjeros.

La orden prohíbe a los inversores estadounidenses realizar transacciones con valores cotizados en bolsa emitidos por cualquier empresa china designada por el secretario de Defensa como vinculada al ala militar del Partido Comunista, el Ejército Popular de Liberación. El Pentágono designó anteriormente a 31 empresas como propiedad o controladas por el ejército chino. Muchos son contratistas militares o empresas estatales como el operador de telefonía China Telecom Ltd.

Pero la lista también incluye a Huawei Technologies Ltd. y Hikvision Digital Technology Co., que son privadas y niegan estar controladas por militares. Hikvision criticó su inclusión en la orden del jueves por ser injustificada. La compañía dijo que es independiente del Ejército chino y nunca ha participado en investigación y desarrollo para “aplicaciones militares”. “Como hemos demostrado una y otra vez, Hikvision no es una ‘empresa militar china’”, dijo un comunicado de Hikvision. “Estas acciones punitivas contra la empresa no hacen que Estados Unidos ni el mundo sean más seguros”.

La mayoría de esas empresas no cotizan sus acciones en Estados Unidos, pero muchas venden acciones, bonos y otros valores en mercados fuera de China continental que son accesibles para los inversores estadounidenses. Las ventas realizadas para desinvertir valores de esas empresas se permitirán hasta dentro de un año, el 11 de noviembre de 2021.