“Si los políticos y los científicos españoles creen que Sputnik ayuda a combatir el virus deberían comprarla”

Preguntamos a la profesora de la Universidad del Sur de Dinamarca y experta de Europa Oriental, Katarzyna Stoklosa, sobre la vacuna rusa y sus implicaciones en la política europea

Una enfermera vacuna con el suero ruso Sputnik V en un hospital público de Caracas en Venezuela
Una enfermera vacuna con el suero ruso Sputnik V en un hospital público de Caracas en VenezuelaAriana Cubillos

¿Crees que España y Europa deberían comprar vacunas a Rusia?

Esta es una decisión que deben tomar los gobiernos español y otros gobiernos europeos. Si los políticos y científicos españoles creen que esto ayudará a combatir el virus, deberían hacerlo. Para la industria española, sobre todo el turismo, es muy importante que el proceso de vacunación se desarrolle más rápido de lo que es ahora.

La relación con Rusia ha sido descrita como amigo-enemigo si cooperamos con Moscú en el cambio climático, ¿no deberíamos cooperar también en esta crisis de salud?

Rusia es un socio de cooperación muy difícil y no democrático. Sin embargo, la crisis del covid-19 es una situación extraordinaria. Si algunos países piensan que Sputnik ayudará a sus ciudadanos, deberían comprarla.

¿Puede estar la UE en desventaja?, ¿pueden las vacunas aumentar estas divisiones?

Sí, las vacunas definitivamente aumentarán las divisiones dentro de Europa. En los últimos meses, se ha desarrollado un nacionalismo de las vacunas. El hecho de qué países han decidido comprar Sputnik y qué países no jugará un papel muy importante para el futuro desarrollo de las relaciones de vecindad. Polonia no suele comprar el Sputnik porque Rusia es un gran enemigo desde la per”spectiva polaca. El hecho de que el vecino polaco Alemania (hasta ahora solo el Bayern) haya tomado una decisión diferente, tendrá un impacto en las relaciones germano-polacas. Similar será la situación en otros países vecinos.

Entre los temas que separan a Europa y Rusia está Ucrania. Ha aumentado la tensión en la zona. ¿Podemos esperar algún movimiento ahora que estamos distraídos por las vacunas?

No en los próximos meses y no en un futuro próximo. Ahora, el más importante para casi todos los países europeos y no europeos es el COVID-19 y las vacunas. Los egoísmos nacionales han crecido y el problema de Ucrania desapareció de la lista de tareas pendientes.