«Brexit Big Band», música para reconciliar a Reino Unido y UE

El mayoritario sí en el referéndum del «brexit» fue "un shock"para el músico Matthew Herbert, quien decidió transformar su enfado en música.

Brexit Big Band
Brexit Big Band

El mayoritario sí en el referéndum del «brexit» fue "un shock"para el músico Matthew Herbert, quien decidió transformar su enfado en música.

El mayoritario sí en el referéndum del "brexit"fue "un shock"para el músico Matthew Herbert, quien decidió transformar su enfado en música para trasmitir su ideal de la futura relación entre su país natal y los Veintisiete. Informa Laura Zornoza/Efe.

Nació así la "Brexit Big Band", un proyecto musical de dos años de duración que Herbert (Reino Unido, 1972), que clausurará esta noche el festival de jazz del barrio bruselense de Flagey, explica en una entrevista con Efe hablando de valores que comparten el Reino Unido y el resto de la UE, como la colaboración o la creatividad.

"El proyecto es sobre la identidad británica tras el "brexit". Ahora que esto va a suceder, ¿qué clase de relación quiero tener con mi vecino? Tanto mi vecino literal que votó por el 'brexit' como nuestros vecinos en Europa", cuenta el músico.

Con más de 20 años de carrera a sus espaldas en la música electrónica, Herbert define "Brexit Big Band"como una iniciativa para "celebrar la colaboración artística y musical y las comunidades transfronterizas".

En la práctica, son talleres, conciertos y sesiones de grabación en toda Europa hasta el momento en el que el Reino Unido y la UE se divorcien oficialmente en marzo en 2019.

El proyecto, que comenzó con la activación del artículo 50 para iniciar el "brexit"por parte del Ejecutivo británico el 29 de marzo de 2017, culminará exactamente dos años después con un disco que recoja la experiencia de Herbert y su equipo colaborando con artistas de toda la UE.

"Brexit Big Band"va, asegura, "sobre crear un diálogo creativo y significativo con gente que sea independiente de la agenda estrecha del gobierno 'tory' (conservador) y la prensa. Es (un proyecto) para decir que aún queremos trabajar juntos, compartir ideas, escucharnos y rechazar el aislamiento".

Herbert no disimula su rechazo al Ejecutivo encabezado por Theresa May, al que califica de "incompetente"y "mentiroso"tras casos como los inexistentes informes de impacto sectorial del "brexit"que aseguraba tener el ministro para la salida de la UE, David Davis.

El músico británico habla de la salida de la UE como "una idea en la periferia del pensamiento político británico"desde finales del pasado siglo, cuando surgió alguna iniciativa política al respecto que acabó chocando con la realidad de las urnas en una sociedad que se encontraba cómoda en la Unión Europea.

"Fue bastante alarmante ver unos años después cómo una idea tan extraña se volvía popular tan rápido. Con la idea extraña me refiero a que la UE sea la raíz de todos nuestros problemas. Estoy enfadado con la deshonestidad y la hipocresía de los que orquestaron todo, desde los periódicos hasta los políticos", critica.

Con unas negociaciones entre Bruselas y Londres sobre las que es "imposible"mantenerse al día, Herbert asegura que la banda es cada vez menos sobre "el drama del 'brexit'"y mucho más sobre "la celebración y el reflejo de los valores que están amenazados en nuestra sociedad: la tolerancia, la creatividad y la compasión".

Las críticas que llegaron en la red social Twitter o de miembros del partido eurófobo UKIP, entre otros, le inspiraron para escribir una canción y escuchar ese abuso "desde un nuevo prisma".

Como símbolo de esa conexión que defiende en su música, Herbert coloca folios en los asientos en sus conciertos en Reino Unido y pide a la audiencia que escriba "mensajes para la gente en Europa", que cada espectador lanza al escenario en forma de avión de papel.

"En Europa, lanzaremos esos mensajes de vuelta al público. Esa es la voz de la audiencia, no la mía", cuenta Herbert, que dice que entre los pocos mensajes que ha podido leer hasta ahora hay muchos "de disculpa".

La colaboración transnacional ha permitido ya formar un "coro del 'brexit'"y en su concierto de esta noche en Bruselas colaborarán artistas locales, pero durante los dos años del proyecto Herbert aspira a reunir a más de mil músicos y artistas europeos.

El británico espera que el gran colofón final pueda ser un concierto en un ferry a través del Canal de la Mancha entre Calais (Francia) y Dover (Reino Unido), el propio 29 de marzo de 2019, un último viaje entre dos bloques divididos por la política pero que la música seguirá conectando.