Cameron, tras conocer la sentencia: «Nadie está por encima de la ley»

El primer ministro británico, David Cameron, dijo hoy que la condena de prisión impuesta por un tribunal a su exjefe de prensa Andy Coulson, por el caso de las escuchas en la prensa, demuestra que "nadie está por encima de la ley". Cameron hizo esta declaración a los medios en Escocia después de que el tribunal penal de Old Bailey, en Londres, condenase al que fuera su director de comunicaciones a 18 meses de cárcel por el caso de los pinchazos del desaparecido dominical "News of the World"(NoW).

El juez John Saunders impuso la pena por el cargo de conspiración para interceptar teléfonos entre 2000 y 2006 cuando el periodista, de 46 años, trabajaba para el rotativo británico.

"Es correcto que se haga Justicia y nadie está por encima de la ley, que es lo que siempre he dicho", añadió Cameron.

El tribunal condenó a Coulson después de que fuese declarado culpable la semana pasada por el caso de los pinchazos.

Coulson, que fue director de ese rotativo entre 2003 y 2007, dimitió como director de comunicaciones de Cameron en enero de 2011 a raíz de las investigaciones de la Policía sobre los pinchazos de teléfonos de ricos y famosos para obtener exclusivas.

Al dar a conocer la pena, el juez John Saunders dijo que Coulson debía asumir la culpa por las escuchas en el NoW porque estaba al tanto de ellas y "las incentivó cuando debió impedirlas".

Coulson estuvo varios años en el dominical antes de empezar a trabajar para Cameron, primero cuando éste fue líder de la oposición conservadora y después cuando llegó al poder en mayo de 2010.

Este caso causó una gran conmoción en el Reino Unido al revelarse en 2011 el alcance de los pinchazos del "News of the World".

El dueño del rotativo, el empresario Rupert Murdoch, decidió en 2011 clausurarlo a raíz del escándalo.