Corea del Norte anuncia que suspende sus pruebas nucleares y de misiles

Así lo ha anunciado el líder norcoreano Kim Jong-un, quien tiene previsto celebrar entre finales de mayo y principio de junio una cumbre con Donald Trump

Así lo ha anunciado el líder norcoreano Kim Jong-un, quien tiene previsto celebrar entre finales de mayo y principio de junio una cumbre con Donald Trump.

El líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, ha anunciado hoy que el país suspenderá sus pruebas nucleares y de misiles intercontinentales así como el cierre de su centro de ensayos nucleares, informó hoy la agencia norcoreana de noticias KCNA.

"Desde el 21 de abril, Corea del Norte detendrá las pruebas nucleares y lanzamientos de misiles balísticos intercontinentales", anunció el líder durante el pleno del Comité Central del Partido de los Trabajadores celebrado en Pyongyang el viernes, de cara las próximas cumbres con Seúl y Washington.

El régimen procederá, además, al cierre del complejo de ensayos nucleares que tiene en el norte del país "para garantizar la transparencia de la suspensión de los test", según recogió KCNA.

Corea del Norte ha realizado sus seis ensayos nucleares en la base de Punggye-ri (noreste), el más reciente en septiembre de 2017.

Tras proclamar el año pasado haber completado su programa nuclear, "la situación ha estado cambiado de una manera favorable", dijo Kim durante la sesión plenaria.

Ante los asistentes a la reunión, el líder enumeró lo logros del desarrollo armamentístico del país, que se desarrolló "acorde a la demanda de la situación", y elogió a científicos y militares, pero declaró que los "cambios dramáticos que están teniendo lugar en el panorama político internacional" los hace ahora innecesarios.

La suspensión de los test atómicos "es un avance importante hacia la desnuclearización global", a la que Pyongyang dice querer unirse.

En el comunicado publicado por KCNA, el régimen sentenció que no usará armas nucleares "a menos que exista una amenaza nuclear o una provocación atómica de otro país"y añadió: "en ningún caso transferiremos nuestro arsenal nuclear ni su tecnología".

Sin dejar de calificar los avances logrados en los últimos años como una "victoria", Kim pidió concentrar los esfuerzos del país en un nuevo objetivo y dijo que "ganará una nueva batalla estratégica"a la hora de potenciar la economía norcoreana.

La decisión se produjo una semana antes de la cumbre programada entre Kim y el presidente surcoreano, Moon Jae-in, que tendrá lugar el día 27 de abril en la militarizada frontera y marcará la primera reunión entre mandatarios coreanos en once años.

Kim tiene previsto, además, celebrar entre finales de mayo y principio de junio otra cumbre con Donald Trump, que también estaría centrada en la desnuclearización de Corea del Norte.

La del viernes fue la tercera sesión plenaria del séptimo Comité Central del Partido de los Trabajadores de Corea, cuyo último pleno se produjo en octubre de 2017.

En aquella ocasión, Kim envió al mundo un mensaje en defensa del desarrollo nuclear de su país y lo defendió como necesario para hacer frente a la política hostil de Washington en un momento en que él y el presidente estadounidense, Donald Trump, intercambiaban una serie de amenazas incendiarias.

La situación actual difiere mucho a la de entonces, con un clima de notable acercamiento y la confirmación de reuniones de alto nivel entre los dos países para intentar hacer realidad la que sería la primera cumbre en la historia entre ambos Estados.

Trump aplaude la decisión

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, consideró una "muy buena noticia"la decisión de Corea del Norte de suspender sus pruebas nucleares y de misiles, y aseguró que está deseando reunirse con el líder norcoreano, Kim Jong-un, un encuentro previsto para mayo o junio.

Trump, además, afirmó que ha habido "un gran progreso"en el diálogo con Pyongyang, y mostró su alegría por la suspensión de las pruebas nucleares y de misiles, así como por el cierre del centro de ensayos nucleares que Corea del Norte posee en el noreste de su territorio, anunciado hoy por medios norcoreanos.

"Corea del Norte aceptó suspender todas las pruebas nucleares y cerrar un importante centro de ensayos. Esta es una muy buena noticia para Corea del Norte y para el mundo: ¡un gran progreso! Estamos deseando celebrar nuestra cumbre", afirmó Trump en su cuenta de la red social Twitter.

La agencia norcoreana KCNA informó hoy que Kim ha decidido suspender a partir del 21 de abril las pruebas nucleares y de misiles ante las próximas cumbres con Seúl y Washington.

Dentro de una semana, el 27 de abril, Kim se reunirá con el presidente surcoreano, Moon Jae-in, en la militarizada frontera entre las dos Coreas, en la que será la primera reunión entre mandatarios coreanos en once años.

Además, Kim tiene previsto celebrar entre finales de mayo y principio de junio otra cumbre con Trump, la primera reunión de la historia entre los líderes de EE.UU. y Corea del Norte.

Esta semana, Trump anunció que el director de la CIA y designado como secretario de Estado, Mike Pompeo, había viajado a Corea del Norte en Semana Santa para reunirse con Kim, un encuentro de alto nivel que fue "muy fluido", según el gobernante estadounidense, y que tenía como objetivo preparar el encuentro.

Trump se reunió esta semana en su club privado de Mar-a-Lago, en West Palm Beach (Florida) con el primer ministro japonés, Shinzo Abe, al que ofreció garantías de que Washington tendrá en cuenta la seguridad de Japón, aliado histórico de EE.UU., cuando se reúna con el líder norcoreano.

EFE