Damasco canta victoria

El avance del Ejército refuerza la continuidad de Asad y reivindica la estrategia de Rusia en el tablero sirio

La Razón
La RazónLa Razón

–¿Qué importancia ha tenido el éxito en Palmira?

–La liberación de la ciudad por parte de los ejércitos sirio y ruso ha sido remarcable en tanto a que ha demostrado que las fuerzas de Asad y de Rusia pueden quitarle territorio a Daesh, es decir, que Asad puede liderar el contraataque contra el Estado Islámico. Eso ayuda a ambos a defender que la estrategia que están siguiendo en el conflicto es mejor que la de Estados Unidos.

–¿Qué uso le dará Asad a esta victoria?

–Es verdad que le han arrebatado territorio al Estado Islámico, pero también es cierto que, probablemente, tanto Asad como Putin lo usarán para demostrar que lo que están haciendo en territorio sirio es correcto y que es más eficaz que lo que están haciendo Washington y sus aliados en la coalición contra el EI.

–¿Saldrá reforzado el régimen de Asad?

–El líder sirio conservará el poder, al menos un poco más de tiempo. Después de todo, la campaña rusa en Siria ha girado en torno a la posición de Asad. Los bombardeos aéreos se han centrado en bases rebeldes y demás grupos que se oponen al régimen de Damasco. Han hecho algo contra el Frente Al Nusra, pero no se puede decir que se hayan centrado tanto en el EI. Rusia ha convertido a Asad en una especie de salvador para los sirios, diciendo que él era el único que podía luchar contra el EI, etc. Ahora que Rusia se ha ocupado de las bases rebeldes, Asad puede poner como ejemplo a Palmira para decir que están respondiendo enérgicamente a los ataques yihadistas, que la estrategia está funcionando.

**Investigador del Instituto Hudson y experto en terrorismo