Actualidad

Al menos 29 cadáveres recuperados tras el accidente de un avión militar en Birmania

Entre los fallecidos hay militares, sus mujeres e hijos

Al menos 29 cuerpos sin vida fueron recuperados hoy por los equipos de rescate en las aguas cercanas a la ciudad de Dawei, en el sureste de Birmania, donde ayer se estrelló un avión militar con 122 personas a bordo.

Publicidad

Al menos 29 cuerpos sin vida fueron recuperados hoy por los equipos de rescate en las aguas cercanas a la ciudad de Dawei, en el sureste de Birmania, donde ayer se estrelló un avión militar con 122 personas a bordo.

Los cuerpos de un hombre, 20 mujeres y 8 niños fueron transportados hasta la orilla por un barco de Marina birmana que participa en la misión de búsqueda, así como numerosos efectos personales y partes del aparato siniestrado.

Los restos y cadáveres fueron hallados a unos 22 kilómetros al oeste de Kyauk Nimak, donde prosigue la búsqueda de la parte principal del avión, informó en un comunicado la oficina del la jefatura del Ejército en su página de Facebook.

La oficina del presidente ofreció en un comunicado sus condolencias a los familiares y amigos de las personas que viajaban en el avión militar accidentado.

Publicidad

El aparato, un Y-8F-200 de fabricación china, partió ayer de la ciudad de Myeik en dirección a Rangún, la mayor ciudad del país, y desapareció del radar cuando había recorrido unos 100 kilómetros y se encontraba cerca de la ciudad de Dawei.

Según el último comunicado oficial, en el avión viajaban 108 pasajeros, entre militares y familiares de soldados, y 14 miembros de la tripulación.

Publicidad

El avión perdió contacto con el control 29 minutos después de despegar, cuando volaba a 18.000 pies de altura, tal y como ha indicado el diario estatal 'The New Global Light of Myanmar'.

Por el momento se desconocen las causas del suceso, y las autoridades no se han pronunciado sobre si hubo una llamada de emergencia por parte del piloto antes del siniestro. A pesar de que es temporada de monzón en Birmania, no hay tampoco informaciones que apunten a mal tiempo en la zona en el momento en el que el avión desapareció de los radares.