Desarticulada un red de tráfico de bebés con más de 170 detenidos

La policía china ha rescatado a 64 bebés en poder de seis bandas de tráfico de personas. La policía llevaba desde finales de año planeando la operación.

Finalmente han sido detenidas 171 personas en diferentes provincias del país.

Las bandas se coordinaban entre sí. Unas se dedicaban a secuestrar mujeres embarazadas a las que ocultaban hasta que daban a luz. Otras raptaban niños y recién nacidos y los vendían a intermediarios o directamente a las familias compradoras.

A la vez que cerraba esta operación policial, las autoridades han anunciado un endurecimiento de las penas para los compradores de niños y para los padres que venden a sus hijos.