Política

Dieciséis niños alemanes de intercambio, entre los pasajeros

Varios estudiantes colocan velas ante la escuela Joseph-König en Haltern am See
Varios estudiantes colocan velas ante la escuela Joseph-König en Haltern am See

Dieciséis alumnos alemanes de cuarto de ESO y dos profesoras que habían realizado un intercambio escolar en un instituto de Llinars del Vallèès iban en el avión que se ha estrellado hoy en los Alpes franceses.

Los 16 alumnos y dos profesores estuvieron a punto de perder el vuelo por culpa de una alumna que olvidó su documentación en la casa de acogida. Así lo han explicado alumnos del Instituto de Educación Secundaria Giola de Llinars del Vallès, que han compartido la última semana con los estudiantes de intercambio procedentes de la localidad alemana de Haltern am See.

Los estudiantes alemanes, de 15 y 16 años de edad, habían tomado el avión esta mañana desde el aeropuerto barcelonés de El Prat, después de haber abandonado horas antes en tren la localidad de Llinars del Vallès, y los alumnos y familiares que los habían acogido les habían acompañado a la estación para despedirse de ellos.

Según han relatado los estudiantes de Llinars, los alumnos han estado a punto de perder el avión dado que una de las alumnas alemanas había descuidado su cartera en la casa de acogida.

"Una de las chicas alemanas se había dejado toda la documentación en la casa de acogida, pero para no retrasar al grupo la familia que la acogía la ha llevado al aeropuerto y ha podido embarcar", asegura Anna García, estudiante de tercero de ESO.

García es estudiante de la asignatura optativa de lengua alemana y el año que viene tenía previsto integrarse en el programa de intercambio con alumnos alemanes, pero ahora cree que la experiencia puede verse interrumpida por el trágico accidente.

"El profesor de alemán está muy afectado por la noticia, pero dice que tiene que aguantar por los alumnos, pero lo está pasando mal", ha añadido Mar Belmonte, alumna del mismo curso.

Las jóvenes han explicado que el instituto prevé realizar mañana un acto en memoria de las víctimas, una celebración que tendrá carácter privado y que durará unos 15 minutos.

"El día más negro"de Haltern

Bodo Klimpel, alcalde de la localidad alemana de Haltern, de donde procedían 16 adolescentes que viajaban en el avión siniestrado hoy en Francia, aseguró que la ciudad vive el "día más negro de su historia".

En una rueda de prensa improvisada, el alcalde explicó que la ciudad entera está en "estado de shock"por la noticia de que el vuelo de la aerolínea de bajo coste alemana Germanwings, que volaba entre Barcelona y Düsseldorf con 144 pasajeros y seis tripulantes a bordo, se había estrellado en los Alpes franceses.

"Es lo más horrible que alguien se pueda imaginar", describió el regidor sobre el accidente del avión, en el que viajaban además dos bebés.